LUIS LARA

LATINO IN / MÉXICO

Donald Trump despidió la noche de este lunes a la Fiscal General, Sally Yates, quien pidió al Departamento de Justicia que no defendiera el veto del Presidente a inmigrantes por considerarlo ilegal.

Yates era la Fiscal General interina y la responsable temporal del Departamento de Justicia. Había ocupado el cargo oficial durante la administración de Barack Obama.

“Soy responsable de asegurar que las posturas que tomamos en la Corte permanezcan consistentes con la obligación solemne de esta institución de siempre buscar justicia y defender lo que es correcto“, escribió Yates este lunes en un comunicado dirigido a los abogados del Departamento de Justicia.

Parte del escrito en el que Sally Yates pide a los abogados del Departamento de Justicia no defender el veto de Trump
“En el presente, no estoy convencida de que la defensa de la orden ejecutiva es consistente con estas responsabilidades, ni estoy convencida de que la orden ejecutiva sea legal.

“Por el tiempo que yo sea la Fiscal General actuante, el Departamento de Justicia no presentará argumentos en defensa de la orden ejecutiva, a menos que yo me convenza de que es apropiado hacerlo”, agregó.

Por la noche, en un comunicado, la Casa Blanca informó que Yates fue destituida por traicionar al Departamento de Justicia.

“(Yates) ha traicionado al Departamento de Justicia al negarse a aplicar una orden designada para proteger a los ciudadanos”, indica el escrito del Gobierno de EU.

La respuesta de la Casa Blanca: anuncia el despido de la Fiscal General por traicionar al Departamento de Justicia.
Yates ocupaba el cargo interino ya que el Senado aún no había confirmado a Jeff Sessions.

Sessions es el elegido por Trump para el puesto de Fiscal General.