NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

“Estamos listos para defender nuestros derechos”, es el mensaje que el líder del senado de California, Kevin de León, envía al presidente electo Donald Trump en nombre de los inmigrantes del estado dorado.

El político encabezó este domingo una marcha para conmemorar en el corazón de Los Ángeles el Día Internacional del Migrante, seguido por decenas de niños en carriolas, pequeños de brazos hasta ancianos en sillas de ruedas y familias enteras, principalmente latinas, anglos y orientales.

Algunos de los aproximadamente 3 mil participantes cargaban piñatas con la figura de Trump y otros lucían máscaras del rostro del presidente electo para que muchos se desquitaran y les gritaran ¡“racista”! y “fuera, fuera”.

El líder del Senado de California encabezó la marcha.

Entre las peticiones que más se escucharon durante la marcha que inició en las calles Hill y Sexta hasta la Spring y la Temple, en el downtown de Los Ángeles, destacaron: “Unidos sin miedo”, “Construyamos puentes, no muros”, “Libertad y dignidad para todos”, “Estamos construyendo un estado de igualdad” y “Únete a la lucha”.

Otros líderes de organizaciones pro inmigrantes como María Elena Durazo, dirigente de la Federación de Trabajadores de Los Ángeles; Angélica Salas, líder de la Coalición por los Derechos Humanos de Los Ángeles (CHIRLA), y Stewart Kheow, director de la Organización Justicia para Asiáticos Americanos de Los Ángeles, entre otros, también salieron a las calles para participar en la llamada “California: Valiente y Unida”.

“Existe mucha ansiedad, mucho pánico en este momento a lo largo y ancho del país, pero es el país más democrático y cívico en todo el mundo, por eso es muy importante que colectivamente todos los grupos salgan a la calle a alzar sus voces para repudiar las políticas que discriminan a los más marginados

“Y pido calma (a los inmigrantes), que haré todo lo posible para defender los derechos de los más vulnerables a través de las cortes, a través de las políticas, a través de marchas, denunciando políticas que discriminen a mujeres, musulmanes, inmigrantes”, dijo De León. “Tenemos que estar preparados para defendernos y marchar adelante”.

Trump tomará posesión como presidente el 20 de enero.

Durazo convocó a los inmigrantes a demostrar ante el presidente electo el mismo valor que tuvieron al dejar sus países.

“Yo creo que hay ciertas personas que sienten más miedo, que quieren hacerse para atrás, pero mira, tenemos bastante de nuestra comunidad (en esta marcha), no nos vamos a hacer para atrás; Trump no nos va a intimidar, nosotros seguimos para adelante, como siempre”, exclamó.

Mireya González, quien viajó desde San Bernardino, California, a unas dos horas de Los Ángeles, dijo que es momento de estar más unidos que nunca.

“Estamos aquí para mandar un mensaje al próximo presidente de que somos una comunidad grande, de que no tenemos miedo y de que vamos a estar más unidos que nunca para defendernos de sus planes o de las amenazas que él lanzó contra nosotros.

Las máscaras de Trump llamaron la atención en la marcha.

Salas opinó que es importante alentar a la comunidad a unirse a la lucha masiva para detener la agenda de Trump en caso de que no sea buena para la comunidad.

“Debemos asegurarnos de elevar la voz y el perfil de nuestra comunidad inmigrante que siempre ha contribuido a esta nación, pero que en este momento se encuentra siendo atacada por el nuevo presidente Donald Trump”, expresó.

Dijo que la intención es que se entienda claramente que el estado de California peleará por los derechos de los inmigrantes, de los musulmanes, de la comunidad LGBT y de las mujeres.

“Que aquí no se va a permitir ese tipo de ataques y que vamos a hacer todo lo posible para asegurar que nuestra fuerza como inmigrante se sienta en Washington, D.C.”, expresó.