NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES 

Cuando está por cumplir 100 días en el cargo, el Presidente Donald Trump y sus colaboradores han arreciado las presiones para construir el muro en la frontera con México.

Trump afirmó este lunes en Twitter que un muro fronterizo con México sería una herramienta muy importante para detener el flujo de drogas a los Estados Unidos.

“El muro es una herramienta muy importante para evitar que las drogas entren a nuestro país y envenenen a nuestra juventud (¡y a muchos otros!)”, tuiteó el Presidente.

El domingo, el Procurador General de Estados Unidos, Jeff Sessions, reiteró que México pagará por la construcción del muro fronterizo cancelando créditos fiscales a inmigrantes indocumentados o recaudando impuestos en la línea fronteriza.

“Vamos a lograr que se pague de alguna forma u otra. Hay otras cosas que podemos hacer en la frontera que pueden crear ingresos para pagar por el muro. No hay duda de eso”, dijo Sessions a pregunta del presentador George Stephanopoulos, de la cadena ABC, sobre si había evidencia de que México pagaría por el muro, una de las principales promesas de campaña de Trump.

En medio de un debate sobre asignar fondos del Capitolio para el muro, Sessions agregó que no tiene duda de que México terminará pagando si el Gobierno de Estados Unidos cancela créditos fiscales recibidos por inmigrantes indocumentados mexicanos.

“Hay 4 mil millones de dólares al año en pagos en exceso de acuerdo al propio Inspector General del Departamento del Tesoro varios años atrás. Son créditos fiscales que van a gente que no deberían obtenerlos. Estos son en su mayor parte mexicanos.

“Y este tipo de cosas suman: 4 mil millones por 10 años son 40 mil millones. Hay muchas maneras por las que encontraremos dinero para pagar por esto”, aseguró Sessions en la entrevista al programa dominical “This Week”.

Según un reporte de 2011 del Inspector General del Tesoro de Estados Unidos, los indocumentados recolectaron indebidamente 4 mil 200 millones de dólares en créditos en sus declaraciones fiscales de 2010.

Según el Pew Research Center, 58 por ciento de los indocumentados en 2010 eran nacidos en México.

Trump avaló el domingo la afirmación del Procurador y culpó a los demócratas de no querer dar los fondos temporales.

“Los demócratas no quieren dinero del presupuesto para el muro fronterizo pese al hecho de que va a detener el flujo de drogas y a pandilleros muy malos del MS13. Eventualmente, pero en una fecha posterior para que podamos comenzar (la construcción) antes, México va a pagar, de alguna manera, por el tan necesitado muro”, tuiteó Trump.