Los Ángeles.- El prometedor futuro que todos los padres quieren para sus niños depende de que los hagan contar en el próximo Censo, opinó la presidenta de The Children’s Partnership, Mayra E. Alvarez.

El beneficio de hacer contar a los infantes, dijo Alvarez, es asegurarles mejor educación, salud y oportunidades en la vida adulta.

Durante una conferencia ante medios étnicos, la ejecutiva explicó que recientemente la organización sin fines de lucro que representa lanzó una campaña para que cada infante sea contado.

“Desgraciadamente en el Censo del 2010 un millón de niños quedaron fuera del Censo, fueron ‘borrados’, por eso ahora hacemos un llamado especial a los padres para que inscriban a los niños que vivan con ellos, principalmente a los recién nacidos hasta los cinco años de edad. si no los contamos, los estamos borrando, y eso no es justo para el futuro de los niños.

Mayra E. Alvarez, presidenta de The Children’s Partnership.

“Cuando los niños son parte del conteo del censo, la comunidad recibe su parte justa de dinero para programas importantes como Medi-Cal, CHIP, WIC, Head Start, cuidado de crianza”, dijo. “Todos estos programas son cruciales para el desarrollo saludable de los niños, queremos asegurarnos que nuestros niños no se queden sin los recursos que necesitan para ayudarlos a prosperar”, comentó.

Agregó que de ese millón de niños no contados, una tercera parte fueron hijos de padres inmigrantes latinos, afroamericanos y que vivían en unidades múltiples.

“Un 7.5 por ciento de esos niños que fueron borrados del Censo fue de comunidades latinas, un 6.3 por ciento de comunidades de color, y un 2. 7 por ciento de comunidades blancas”, expresó, “Muchos padres de familia tienen la creencia de que los niños no cuentan, pero no es así, cuentan y mucho.

“Queremos que los fondos se distribuyan a las comunidades donde esos niños crecerán, donde irán a las escuelas”, expresó. “¡Es justo que los contemos!”.

Aseguró que harán llegar la información necesaria a los padres de familia para que estén bien informados de lo que significa ser contados.

La campaña Kids Count – 2020 brinda los recursos y herramientas que se requieren para difundir la importancia del Censo y garantizar que las familias completen el cuestionario una vez que se publique. 

Alvarez dijo que durante los próximos seis meses publicarán hojas informativas, plantillas de redes sociales, tarjetas de compromiso y muchos otros recursos para alentar a las familias a participar e incluyan a los niños en el Censo.

“Sabemos que hoy hay tanta información que dice a la comunidad inmigrante que no vale, que no son importante, y lo que queremos decirles a ellos es que si son importante, que son parte de nuestra comunidad, que ellos contribuyen de diferentes maneras a nuestra comunidad, sus niños son nuestro futuro, es por eso que queremos que los fondos federales que se reciban en nuestras comunidades reflejen los números de nuestra comunidad”.