Los Ángeles.- El acceder a los servicios médicos gratuitos relacionados al Coronavirus no será considerado como una carga pública en el Condado de Los Angeles, aseguró el director general de la Oficina para Asuntos de los Inmigrantes para el Condado de Los Angeles, Rigoberto Reyes.

El directivo dijo que muchos indocumentados se abstienen de usar estos servicios porque consideran que eso les puede afectar al llegar el momento de regularizar su estatus migratorio.

“La gente está preocupada de si esto (solicitar un servicio médico gratuito) va a ser considerado como carga pública. La gente tiene miedo a hacerlo porque creen que al llegar el momento de arreglar su estado migratorio le vaya a impactar. El Condado de Los Angeles tiene un servicio  que la gente puede acceder para recibir tratamiento, recibir pruebas o salud preventiva respecto al coronavirus.

“El status migratorio de las personas no restringe el poder tener acceso a estos servicios, le llamamos My Health LA, el programa de atención médica sin costo para los residentes de bajos ingresos e el Condado de Los Angeles”, dijo Reyes. “El gobierno federal ya dijo específicamente que no, así que si solicitan un tratamiento preventivo o una prueba relacionado al coronavirus no será considerada como carga pública”.

Reyes agregó que los inmigrantes que necesiten los servicios médicos gratuitos deben de confiar que la información de una persona es confidencial.

“Ni el doctor, ni la clínica o el hospital puede compartir con nadie, (la información), eso se queda solamente con el paciente y el doctor que lo atendió”, expresó.

También dijo que antes de acudir a una clínica o hospital llamen primero al 844 744 64 52.

PROGRAMAS GRATUITOS QUE OFRECE EL CONDADO DE L.A.

Reyes recordó que debido a la crisis generada por el Covid-19, el Condado de Los Angeles brinda algunos servicios gratuitos como ayuda para los trabajadores despedidos, dueños de negocios, inquilinos, víctimas de estafas y de fraudes.

“Existe, no solamente servicios, sino la voluntad del Condado de ayudarlos a poder pasar la crisis y queremos que la gente por favor se comunique con nosotros, que no tenga miedo de su estatus migratorio, esto no los afectará”, expresó. “Aquí no ‘miramos’ el estatus migratorio para tener acceso a estos servicios”.

Dijo que para los casos de trabajadores despedidos y propietarios de negocios pueden llamar al 1800 593 8222.

“En ese número se canalizan los casos. Tenemos más de 40 personas contestando los teléfonos en muchos idiomas, como español”, informó.

Comentó que algunas personas discapacitadas sin estatus migratorio también pueden calificar para obtener a algún seguro a nivel estatal.

INQUILINOS

Reyes también pidió a los residentes a denunciar al 1800 593 8222 a los propietarios de departamentos en caso de ser desalojados.

“El Condado y varias ciudades han implementado la prohibición de desalojos de familia y de negocios que entro en vigencia en el Condado desde el 4 de marzo y continúa hasta el 31 de mayo.

“Esto significa que los dueños de las propiedades no deben desalojar a los inquilinos si no pueden pagar la renta debido al impacto del Coronavirus”, añadió. 

COMIDA

También recordó que las personas de bajos recursos que necesiten ayuda de comida gratis pueden acudir al Centro Regional de Despensas del Condado de Los Angeles o a los distritos escolares.

“Se ofrece comida gratis para los estudiantes a pesar de que las escuelas están cerradas”, dijo Reyes.

DENUNCIAS DE ESTAFAS Y FRAUDES

Reyes alertó a los residentes sobre las estafas y fraudes de parte de oportunistas que aprovechan la crisis del coronavirus para abusar de los más vulnerables.

“Hay que tener mucho cuidado con las estafas al consumidor y a la manipulación de precios, por eso reiteramos a que denuncien en el Departamento de Asuntos al Consumidores y Negocios a los comerciantes que están subiendo mucho los precios de productos esenciales para sobrellevar la crisis, el número telefónico es el 1800 593 8222.

“No solamente reportar a los que manipulan los precios, sino también a aquellos que nos dicen que hay una cura, e invitan a invertir altísimas sumas para crear una vacuna”, agregó. 

Dejó claro que lamentablemente los inmigrantes indocumentados no califican para el programa de estampillas de comida CalFresh, entre otros.

“Pero hay que recordar que algunos miembros del hogar, niños u otras personas que tienen sus papeles en regla califican”, dijo.