NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

El Pentágono difundió este viernes el video del momento en que la bomba GBU-43/B, la mayor bomba no nuclear de Estados Unidos, impacta contra un sistema de cuevas del Estado Islámico (EI), en Afganistán.

En el video de 30 segundos, se aprecia cuando la conocida como “Madre de Todas las Bombas” (MOAB) hace explosión en la ladera de una montaña en el distrito de Achin, provincia de Nangarhar, con una potencia equivalente a 11 toneladas de TNT.

Luego de la explosión, en las imágenes se ve una inmensa columna de humo y escombros.

En este tipo de bombas, la explosión ocurre antes de tocar tierra para crear una potente onda expansiva capaz de derrumbar túneles y búnkers.

MATA BOMBA A 36 

“La Madre de Todas las Bombas” mató a 36 terroristas del Estado Islámico, según el Ministerio de Defensa deAfganistán.

El blanco del explosivo que lanzó Estados Unidos el jueves se dirigió a un conjunto de túneles de montaña en el distrito de Achin, un bastión de la filial regional del Estado islámico, y fue el primer uso en combate de la explosión aérea GBU-43/B.

El bombardeo fue parte de una intensa campaña aérea contra el Estado Islámico, con ataques estadounidenses en Afganistán promediando hasta 10 al día en las primeras dos semanas de abril.

El general Dawlat Waziri, portavoz del Ministerio de Defensa afgano, dijo que la información inicial indicaba que el número de muertos ascendía a 36, y tres grandes cuevas fueron destruidas.

Pero Attaullah Khogyani, un portavoz de la oficina del gobernador provincial, dijo que 82 terroristas habían sido asesinados.

De acuerdo a varios medios, el general John W. Nicholson Jr., comandante de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán, dijo hace unas horas en una conferencia de prensa en Kabul, la capital, que el estado islámico estaba utilizando cuevas, túneles y un extenso cinturón de artefactos explosivos improvisados o bombas en la carretera, para resistir las operaciones afganas y de la coalición.

Funcionarios dijeron que todavía estaban tratando de evaluar la totalidad del daño.

Los residentes señalaron que la explosión se había sentido a decenas de kilómetros de distancia.