LATINO IN / ESPECIAL

La cancelación de una inversión de mil 600 millones de dólares en una nueva planta en San Luis Potosí, México, fue anunciada este martes por la compañía automotriz Ford.

Parte de esos recursos, unos 700 millones de dólares, serán destinados a una planta en Michigan, donde crearán 700 puestos de trabajo.

En San Luis Potosí, Ford planeaba trasladar su producción del auto Focus.

Durante su campaña presidencial, Donald Trump había amenazado a Ford y otras armadoras con imponerles un arancel del 35 por ciento si trasladaban su producción de autos compactos a México y no creaban empleos en EU.