LUIS LARA

LATINO IN / ESPECIAL

Prohibir el uso de fondos públicos para apoyar a grupos que practiquen, asesoren o promuevan el aborto en el extranjero, firmó este lunes Donald Trump.

De acuerdo a medios estadounidenses, esta medida ha sido una lucha entre administraciones republicanas y demócratas desde los años 80.

Los republicanos, como ahora Trump, se oponen a apoyar a grupos pro aborto en el extranjero.

Los demócratas, como el caso de Barack Obama, están de acuerdo en destinar recursos públicos para apoyar a estos grupos en diversos países.

Estados Unidos destina cientos de millones de dólares al año para apoyar la planificación familiar alrededor del mundo.

La medida ordenada por Trump ocurre dos días después de la Marcha de Mujeres que congregó a más de un millón de personas en Washington, Los Ángeles y otras ciudades de EU, y una cifra indefinida en países alrededor del mundo.

Una de las demandas de las manifestantes fue el derecho de las mujeres a decidir en el tema reproductivo, para lo cual muchas de ellas llevaban pancartas pro aborto.

“El Presidente, no es ningún secreto, ha dejado muy claro que es un Presidente pro vida”, dijo Sean Spicer, vocero de la Casa Blanca, al explicar este lunes la orden firmada por Trump.