NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

Unos 400 inmigrantes recluidos en el Centro de Detención del Noroeste, en Tacoma, Washington, están en huelga de hambre desde el lunes.

Según activistas del grupo de voluntarios NWDC Resistance, en el estado de Washington, los inconformes exigen, entre otras cosas, agilizar los procesos en la Corte, mejorar la comida del lugar y un aumento en el pago de trabajos, que actualmente es de un dólar al día.

En una carta que circula en español e inglés entre los detenidos se detallan los argumentos por los que los inconformes decidieron manifestarse en el centro manejado por la compañía privada GEO Group.

“Hermanos, el motivo por el cual les escribimos es para pedirles por favor que todos participemos unidos, y el día lunes 10 de abril del 2017, a partir del mediodía en adelante, no comamos ni usemos el teléfono. 

“Tampoco en la última cuenta nos iremos a las camas”, dice la carta que no tiene remitente.

El objetivo, agrega el escrito, es lograr cambios en la institución, como mejorar la higiene de la ropa que les proporcionan a los detenidos al llegar al centro. 

También piden aumentar el tiempo de recreación, y que les proporcionen programas escolares y de superación personal, para mantenerse ocupados y evitar la depresión.

Los internos también demandan mejorar atención médica.

“Pedimos por favor su apoyo porque no es justo que nos traten como ellos quieren sin respetar nuestros derechos, y si no hacemos algo, siempre vamos a estar igual”, dice la carta.

Un grupo de activistas se encuentra afuera del centro de detención para informar a los internos a través de un altavoz.