NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES​ 

Los padres e hijos que ingresen ilegalmente al país y sean detenidos por las autoridades estadounidenses serán separados en el momento, de acuerdo a una propuesta que presuntamente está siendo considerada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Según la agencia noticiosa Reuters, el viernes, tres funcionarios gubernamentales le informaron que el procesamiento se emplearía como método para disuadir a las madres de emigrar a Estados Unidos con sus hijos.

Actualmente, las familias que pelean contra su deportación o que solicitan asilo suelen ser liberadas rápidamente, y se les permite permanecer en Estados Unidos hasta que se resuelvan sus casos.

Además, un tribunal federal de apelaciones impide la detención prolongada de los menores.

De imponerse este nuevo tipo de detención en la administración de Donald Trump, las autoridades podrán mantener a los padres bajo custodia mientras pelean su caso.

Los menores que ingresaron con sus padres serán puestos bajo custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), en el “ambiente menos restrictivo”, hasta que puedan ser liberados bajo el cuidado de un guardián o un familiar en Estados Unidos.

Según Reuters, dos de los funcionarios fueron informados sobre la propuesta en una reunión realizada el 2 de febrero, donde se discutió el tema de personas que buscan asilo en Estados Unidos.

De acuerdo a las fuentes, la reunión fue organizada por el jefe de asuntos de asilo de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos, John Lafferty.

Un tercer funcionario del DHS dijo que el departamento está considerando activamente separar a las mujeres de sus hijos, pero que no ha tomado una decisión.

El DHS, el HHS y la Casa Blanca aún no han comentado sobre esta nueva información.