En su gestión va a construir puentes y no muros, prometió el Alcalde de Los Ángeles en su visita a la Ciudad de México.

Eric Garcetti  reafirmó que su gobierno garantizará la seguridad de los inmigrantes mexicanos en la ciudad angelina.

Durante una rueda de prensa en la que también participó la Secretaria de Relaciones Exteriores de México, Claudia Ruiz Massieu, el mandatario angelino, quien se encuentra en México para participar en la reunión de Alcaldes C40, reconoció una vez más el valor que los inmigrantes aportan.

“No vamos a construir muros, vamos a construir puentes y protegeremos a toda la gente de Los Angeles, a los inmigrantes, a las mujeres, a las familias”, dijo.

“La fortaleza de nuestra economía y la seguridad de nuestras calles depende de la participación y colaboración con la comunidad migratoria.

Eric Garcetti y Claudia Ruiz Massieu, en México.

Afirmó que Los Ángeles es y seguirá siendo una ciudad que da la bienvenida a los migrantes.

Actualmente, Los Ángeles no entrega a personas arrestadas por delitos menores a los agentes federales para su deportación, y no cumple las peticiones federales de detener a los reos que pudieran ser deportados luego de sus condenas.

“Nuestro pasado, presente y futuro depende de la inclusión exitosa de los inmigrantes. No sabemos qué alberga el futuro, pero quiero decir alto y claro que me comprometo a garantizar la seguridad de todos bajo mi cargo, sin importar de dónde vienen o cuál es su idioma”.

Dijo que la ciudad también trabaja con el Consulado General de México en Los Ángeles para asesorar a las personas en asuntos migratorios.

“Nos aliamos con el consulado mexicano en el Proyecto Ventanilla para que trabaje exitosamente”, comentó.

Garcetti, quien se considera en parte mexicano, recordó que Los Ángeles fue creada por manos inmigrantes.

El abuelo paterno de Garcetti era originario de Parral, Chihuahua, y su abuela paterna era de Arizona, pero con familiares procedentes de Sonora.

Garcetti mejoró su español durante su campaña como candidato a Alcalde de Los Ángeles, en 2013.

“Compartimos cultura, historia, economía y lazos familiares con México. Ahora más que nunca, es momento de que ambos países permanezcan unidos”, dijo el Alcalde.