LUIS LARA

LATINO IN / MÉXICO

Es cierto que Donald Trump no ha parado de firmar órdenes ejecutivas, pero también es cierto que el rechazo a sus medidas, sobre todo migratorias, tampoco para de crecer desde América hasta Europa.

Éstas son algunas reacciones que se dieron este martes:

– Un millón 600 mil personas rechazaron con su firma la visita oficial de Trump a Londres, agendada para el 20 de febrero, en protesta por la cancelación tenporal del ingreso de inmigrantes de países de mayoría musulmana a EU. El Parlamento británico tuvo que debatir la visita en respuesta a la petición masiva.

– “Particularmente el cambio en Washington pone a la Unión Europea en una situación difícil; parece que la nueva administración cuestiona los últimos 70 años de política exterior estadounidense”, dijo Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, en una carta enviada a los miembros, de acuerdo al diario EL PAÍS.

– La ciudad de San Francisco demandó en una Corte federal al Presidente de EU por el decreto migratorio en el que reduce fondos a las ciudades santuario, que son aquellas poblaciones que se niegan a entregar a inmigrantes indocumentados a la jurisdicción federal.

– En una carta enviada a cada uno de los miembros del Congreso de EU, Alcaldes y empresarios de ciudades fronterizas como El Paso, Brownsville, Tucson y Las Cruces, entre otras, advirtieron sobre las graves afectaciones por las medidas migratorias de Trump.

“Las acciones ejecutivas del Presidente y su retórica amenazan no sólo con un daño duradero a la relación con México, sino con graves consecuencias económicas para las comunidades fronterizas y Estados Unidos.

“El muro fronterizo propuesto es un elemento de colosal dispendio e ineficaz para la inmigración indocumentada y, dado que esa inmigración ha estado en mínimos, es innecesario”, afirmaron los firmantes, de acuerdo a Aristegui Noticias.

– “No tenemos ninguna intención de comparar la situación de seguridad de Israel y las necesidades que se desprenden de ella, y la situación en la que estén los países amigos de Israel”, se disculpó por teléfono Reuvén Rivlin, Presidente de Israel, con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, por las declaraciones del Primer Ministro, Benjamin Netanjahu, en las que apoyó el sábado el muro de Trump.