NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

Twitter demandó el jueves al Gobierno de Donald Trump y se negó a proporcionar al Departamento de Seguridad Nacional la identidad de un crítico de sus políticas migratorias argumentando el derecho a la libertad de expresión.

La cuenta @ALT_USCIS es una de las llamadas cuentas alternativas de las agencias federales creadas tras la llegada de Trump al poder.

La cuenta corresponde, se lee en la demanda, a uno o más empleados del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

“En los poco más de dos meses desde que fue creada, @ALT_USCIS ha criticado frecuentemente las políticas migratorias de la nueva administración, destacando lo que el usuario considera como un cúmulo de antecedentes de derroche y malos manejos dentro de USCIS y DHS (Departamento de Seguridad Nacional).

Los usuarios de la cuenta han señalado que las dependencias siembran dudas sobre las políticas de la administración Trump, precisa la demanda.

Twitter alega que el gobierno no pudo demostrar en su pedido que el usuario o usuarios de la cuenta, que sumaba hasta la tarde de este viernes 168 mil seguidores, cometieron algún delito civil o criminal ni que su solicitud para conocer sus identidades va más allá de suprimir la libertad de expresión.

La red social considera que quienes hablan a través de estas cuentas de “agencias alternativas” lo hacen de forma anónima o utilizando seudónimos para poder hablar libremente sin el temor a sufrir consecuencias negativas por identificarse como el autor o autores de opiniones controversiales respecto al gobierno o sus dependencias, agrega la demanda.

Univision Noticias informó que el pedido de la información a Twitter fue hecho por la Patrulla Fronteriza (CBP) argumentando que debía conocer la identidad del usuario o usuarios de la cuenta como parte de una investigación relacionada con la importación de mercancias.

“Pero la investigación de CBP sobre la cuenta @ALT_USCIS no tiene nada que ver con la importación de mercancías a Estados Unidos. 

“Permitir que CBP desvele el seudónimo de la cuenta @ALT_USCIS tendría un impacto grave en la libertad de expresión de esa cuenta y de las otras cuentas de ‘agencias alternativas’ que han sido creadas para disentir con las políticas gubernamentales”, contestó Twitter en la demanda.

Tras la presentación de la demanda, la cuenta publicó una serie de tuits, entre los cuales había uno con la Primera Enmienda de la Constitución.

La organización ACLU, que logró frenar en las Cortes el veto migratorio del Presidente, dijo que defenderá a los usuarios de la cuenta para resguardar su derecho a expresarse de forma anónima.

“Estamos contentos de que Twitter esté retrocediendo. Vamos a ir a los tribunales para defender el derecho de este usuario a un discurso anónimo”, señaló ACLU.

Este viernes, Twitter retiró la demanda tras conocer que el DHS desistiera a la petición de conocer la identidad del usuario.

“Debido a que la petición ha sido eliminada, Twitter voluntariamente retira la demanda contra los acusados”, indicó la compañía a la Corte, según el sitio NBC.