NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES 

“Es una cacería de brujas sin precedente contra los inmigrantes”, afirmó este martes una líder activista de Los Ángeles sobre las nuevas directrices que acelerarán los arrestos y deportaciones de indocumentados en Estados Unidos.

Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos (CHIRLA), agregó que las indicaciones de John Kelly, Secretario de Seguridad Interior, para poner en práctica las órdenes ejecutivas migratorias del Presidente Donald Trump son injustas y crueles.

“Esos memos de operaciones migratorias son un enfoque general de deportaciones masivas lleno de castigos y carente de justicia e igualdad”, afirmó.

“Estos lineamientos representan un proceso fuera de la ley. Éste es un enfoque cruel en todo trato humano”.

Raúl Murillo, dirigente de Hermandad Mexicana, fue mas allá al advertir que el Gobierno de Trump le está declarando la guerra a la comunidad más vulnerable.

“La forma en la que están escritas estas órdenes simplemente les quita a los inmigrante sus derechos porque al ser detenidos por Inmigración los van a deportar en cualquier momento, y eso genera psicosis” advirtió.

“Familias están aterradas, hay miedo. La gente no sale, pero eso no sólo lo sienten las personas indocumentadas, sino sus hijos nacidos en Estados Unidos y otros familiares”.

De acuerdo a las nuevas directrices, no sólo serán arrestados los inmigrantes con antecedentes criminales, sino también aquellos que hayan abusado de la asistencia pública, lo cual quedará a criterio de un agente de Inmigración.