NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES 

La Coalición de Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA) denunció que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) detuvo a un joven beneficiario del DACA residente del sur de California.

CHIRLA informó que Joseph Porta, abogado del “dreamer”, de quien se reservaron el nombre, denunció que el soñador fue detenido hace 10 días y que ha sido transferido a varios centros de detención a través del país.

El abogado no ha logrado contactar al detenido en el centro de custodia.

“(Proporcionamos) la fecha de su nacimiento, número de archivo, cosas que tenemos, y nos dicen que no lo tienen bajo custodia, y nos dicen que está en otro lugar, y cuando intentamos llamar ahí, nos dicen que no está ahí.

“Lo más extraño de todo es que esto me impide comunicarme con una persona que quiere comunicarse con un abogado, de defender a mi cliente, poder meter una gestión para poder sacarlo bajo una fianza”, dijo el abogado a Univisión Los Ángeles.

El joven fue detenido la madrugada del domingo 12 de febrero en Campo, en el Condado de San Diego, por sospecha de “tráfico humano”.

La madre del soñador dijo que al tratar de localizar por celular a su hijo que no regresaba a casa un oficial le contestó la llamada.

“Me dijo ‘voy a decirle que no se preocupe: su hijo fue detenido por agentes de la frontera por sospechas de tráfico humano’”, dijo a la televisora.

Éste es el primer caso de un “dreamer” detenido que se hace público en California y el segundo en Estados Unidos. El primero en el país fue un joven arrestado en Seattle.

¿DEPORTADO SUICIDA?

Tras ser deportado de Estados Unidos a México el lunes, Guadalupe Olivas Valencia presuntamente decidió suicidarse al lanzarse del borde de un puente fronterizo en Tijuana.

Ante la presencia de varios testigos, Olivas Valencia cayó en el lecho del Río Tijuana y fue declarado muerto en un hospital.

La investigación sobre la muerte sigue abierta y aún no se ha confirmado oficialmente que se trate de un suicidio.

De acuerdo con un reporte del diario LA Times, Olivas Valencia había estado trabajando como jardinero en California hasta que fue deportado.

Era un padre de familia que enviaba dinero a sus tres hijos en México, país que abandonó poco después de que muriera su esposa en 2014.

En México, dice su familia, no halló un empleo, así que se aventuró a viajar a Estados Unidos indocumentado.