NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

También entre los futbolistas hay un “dreamer” que está preocupado por las medidas migratorias en Estados Unidos.

El mexicano Miguel Aguilar, jugador del Galaxy de Los Ángeles, reveló que, como beneficiario del DACA, está inquieto por el endurecimiento de las leyes migratorias impuestas por el Presidente Donald Trump.

Aguilar llegó a Estados Unidos hace 12 años, cuando tenía 11, y ahora busca establecerse como mediocampista de los galácticos.

Pero los recientes arrestos de inmigrantes indocumentados, que están protegidos de la deportación bajo el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) de la administración del Presidente Barack Obama, lo ponen pensativo acerca de su futuro.

“Se está fijando en personas como yo. Creo que esos son motivos para que esté preocupado”, dijo el originario de Ciudad Juárez, Chihuahua, al diario Los Ángeles Times.

Seleccionado en la primera ronda del SuperDraft de la MLS del 2015, es posible que Aguilar sea la primera persona en ser amparada por DACA que se haya convertido en deportista profesional.

Ser un “dreamer” le ha permitido trabajar, obtener una licencia de manejar y graduarse de la Universidad de San Francisco (USF) con un título en finanzas, explicó el diario.

Sin embargo, si Trump cancela el programa DACA, el futbolista podría convertirse en el primer jugador en la historia de la liga en ser deportado.

De acuerdo a LA Times, los padres de Aguilar se separaron cuando él tenía nueve años.

La madre del ahora jugador, Carmen, luchó para proteger a sus dos hijos y a una hija viviendo en Ciudad Juárez, una ciudad que se había convertido en uno de los lugares más peligrosos y violentos del mundo por las frecuentes balaceras entre cárteles rivales.  

Carmen y sus hijos ingresaron a Estados Unidos con visas de turistas, pero cuando se les vencieron la familia Aguilar cambió la vida entre las balas, por la vida entre las sombras en Estados Unidos.    

Aguilar sobresalió en el campo de futbol, y pese a que estuvo en riesgo de dejar la escuela, el jugador terminó siendo un estudiante ejemplar en la preparatoria Encina.

Luego continuó sus estudios en USF, graduándose con honores antes de tiempo.  

En USF conoció a Erin Ah Choy, una estudiante originaria de Hawaii, con la cual se casó el año pasado.

Ella vive en Washington y trabaja como asistente de Mazie Hirono, demócrata de Hawaii, la primera mujer nacida en Japón que ha sido elegida para el Senado de EU.

Tras casarse, Aguilar, de 23 años, aplicó para la residencia permanente, la cual ve como el primer paso hacia la ciudadanía estadounidense y hacia la formación de una familia.

El futbolista dijo que su aplicación fue aprobada hace tiempo, pero todavía no ha recibido su “mica” y le preocupa que la administración de Trump pueda estar cambiando las reglas en este caso.

“Es una situación bastante complicada”, expresó.