LUIS LARA

LATINO IN / MÉXICO

Los ingresos por remesas a México aumentaron un 8.8 por ciento en el 2016, lo que significa el mayor crecimiento en 10 años, informó este miércoles el Banco de México.

El crecimiento y a la vez máximo histórico se dio en un año en el que Donald Trump se convirtió en candidato presidencial en EU y basó su campaña en parte en amenazar a los inmigrantes mexicanos con imponer un impuesto o limitar el envío de las remesas.

Tras ser electo Presidente en noviembre y asumir el cargo el 20 de enero, Trump ha firmado órdenes ejecutivas que afectan a los inmigrantes, aunque no ha implementado medidas en el tema de las remesas.

Las remesas, que son los envíos de dinero que mandan los mexicanos que trabajan en el extranjero a sus familias en México, llegaron a 26 mil 970 millones de dólares en el 2016, contra 24 mil 785 millones en el 2015, de acuerdo al Banco de México.

Las remesas constituyen uno de los ingresos externos más importantes de México.

En diciembre, las remesas aumentaron un 6.2 y fueron por 2 mil 336 millones de dólares, cifra menor a lo esperado por algunos analistas, ya que fue un mes en el que Trump ya era Presidente electo.