NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

La esposa del activista pro inmigrantes Hugo Castro, Gaba Cortés, confirmó que apareció con vida.

“Comunicamos a nuestros amigos, familia, que Hugo fue localizado con vida. Es lo que podemos compartir. Agradecemos a quienes intervinieron”, escribió en la cuenta de Facebook de Castro, sin revelar detalles.

El activista, que dedica su vida a proteger a los inmigrantes que viajan de Sudamérica y Centroamérica hacia Estados Unidos, permanecía desaparecido desde el jueves luego de que transmitió un video en vivo a través de Facebook para informar que era perseguido y acorralado por “criminales” en un paraje de la carretera entre la Ciudad de México y Puebla.

Familiares, amigos, y colegas del activista de origen mexicano y con ciudadanía estadounidense, quien se desempeña como coordinador de los Ángeles de la Frontera de Baja California, temían por la vida de Castro debido a la violencia que se registra en México.

El jueves 13 de abril por la tarde, Castro realizó durante 20 minutos una transmisión en Facebook Live en medio del tráfico de la Semana Santa, en la carretera entre Ciudad de México y Puebla, posiblemente en el Estado de México, en la que contaba que un grupo de criminales lo hizo separarse de la caravana de la que formaba parte.

En la retransmisión del video, Castro dejó claro que también temía por su vida a manos de estos individuos, a quienes identifica como “adoradores de la muerte” y que según él lo estaban persiguiendo con la intención de hacerle daño.

“Fui amenazado, me quieren matar. He caminado bastante tiempo y no me quieren vender cosas. Traigo dólares y … pasan nomás acechándome como si fueran perros.

“Había un grupo como éste. Son adoradores de la muerte. Necesito, en serio, necesito ayuda. No me puedo mover de aquí, ya me abordaron. Se me va acabar la batería. No me voy a mover de aquí”, dijo Castro en el video y dio información del lugar en el que se encontraba a pie, casi a la altura de un señalamiento de la carretera de cuota hacia Puebla.

Con la voz angustiada, explicó que no sabía si seguir caminando o no porque los sospechosos se encontraban esperándolo.

“Camino y me siguen atrás, entonces quisiera ya no avanzar. Ha estado sucediendo desde que no me aparezco aquí en internet”, agregó.

Entre una de las quejas del desaparecido es que no se podía confiar mucho en la Policía.

Castro estaba en camino al Viacrucis del Migrante, una marcha anual de Centroamérica a Tijuana que alerta sobre los peligros que enfrentan los migrantes en su viaje a través de México.

Este año, la marcha comenzó el Domingo de Ramos, en Petén, Guatemala.

En la noche del Domingo de Pascua, en Ixtepec, Oaxaca, unos 200 participantes del viacrucis abordaron “La Bestia”, la peligrosa red de trenes que muchos migrantes centroamericanos recorren en su camino hacia el norte.

Castro, quien vive en Tijuana, coordina la campaña “SOS Migrante” de la organización Ángeles de la Frontera.

La campaña obtiene donaciones para refugios en Baja California, donde las organizaciones de ayuda han sido abrumadas por gran cantidad de migrantes desde que Estados Unidos cortó la entrada a los refugiados haitianos.