LUIS LARA

LATINO IN / MÉXICO

Apoyada por unos y criticada por otros, la Marcha Ciudadana por el Respeto a México hará vibrar este domingo las avenidas y plazas centrales de cuando menos 20 ciudades de México, Estados Unidos y Europa.

Conocida y promocionada con el hashtag #VibraMéxico, la marcha desató la polémica sobre si es suficiente con salir a las calles para cuestionar las acciones y actitudes de Donald Trump hacia México o es mejor que los mexicanos se enfoquen en realizar cambios de fondo que mejoren las condiciones económicas, laborales y sociales en el país.

“Es momento de que los ciudadanos sumemos esfuerzos y unamos voces para manifestar nuestro rechazo e indignación ante las pretensiones del Presidente Trump, a la vez de contribuir a la búsqueda de soluciones concretas ante el reto que ellas implican”, se lee en la portada del sitio web www.vibramexico.com.mx.

De acuerdo al sitio, cuando menos 19 ciudades mexicanas se habían sumado a la marcha contra el Presidente de EU que se realizará alrededor de mediodía de este domingo en las diferentes poblaciones.

La lista incluye las grandes ciudades como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, además de poblaciones desde Tijuana y Hermosillo, en el norte; León y Puebla, en el centro, hasta Tabasco y Mérida, en el sur.

También se espera que ciudades en Estados Unidos y Alemania se integren a las movilizaciones.

María Elena Morera, una de las organizadoras y dirigente de Causa en Común, dijo que 77 asociaciones e instituciones académicas apoyarán #VibraMéxico.

Entre las organizaciones que participarán están Amnistía Internacional, Causa en Común, Colegio de México, Mexicanos Primero, UNAM y Tecnológico de Monterrey, entre otras, de acuerdo al sitio web.

Morera dijo este viernes que además de exigirle respeto a Trump, le pedirán a Enrique Peña Nieto, Presidente de México, políticas claras sobre corrupción, pobreza e impunidad.

Días antes de la marcha, la polémica surgió en varios frentes.

Isabel Miranda de Wallace, dirigente de Alto al Secuestro, es una de las impulsoras de otra marcha contra Trump el mismo domingo, convocada por Mexicanos Unidos, y cuestionó los objetivos poco claros de #VibraMéxico.

“Nosotros sólo tenemos un punto: Donald Trump… no es momento de enfrascarnos en problemas domésticos que sólo competen a los mexicanos”, dijo Miranda de Wallace.

Margarita Zavala, quien es segunda en una de las últimas encuestas rumbo a las elecciones presidenciales del 2018, tuiteó este viernes que celebraba la marcha #VibraMéxico, pero que creía que ella y los políticos o aspirantes no deberían de acudir para que no perdiera su esencia ciudadana.

El historiador y escritor Enrique Krauze escribió en Twitter que este domingo marchará contra Trump.

Y para otros, como el reconocido periodista Sergio Sarmiento, las marchas no pondrán a temblar a Trump.

“La mejor respuesta a las políticas de Trump no radica en una marcha, sino en promover medidas que fortalezcan la productividad”, escribió en su columna de este jueves para Grupo REFORMA.

“El antídoto contra las deportaciones en Estados Unidos es generar inversiones y empleos en México. La manera de enfrentar las amenazas del proteccionismo es aumentar la competitividad nacional”.