LUIS LARA

LATINO IN / MÉXICO

El Trump International Hotel and Tower, un espectacular edificio de 69 pisos inaugurado este martes en Vancouver, fue blanco de protestas de decenas de manifestantes.

Mientras afuera de la entrada principal se realizaban las protestas, Eric y Donald, hijos de Donald Trump, cortaban el listón inaugural.

Los inconformes, algunos con pancartas, mostraron su rechazo al Presidente de EU y a sus políticas migratorias.

El edificio de departamentos y hotel ha desatado admiración por su diseño y polémica por su ostentación y por las posturas anti inmigrantes de Trump.

Vancouver es una ciudad canadiense caracterizada por su apoyo a la diversidad.

El costo de los departamentos más pequeños, de unos 65 metros cuadrados, inicia en un millón de dólares, señalan reportes de los medios.

De acuerdo a AP, Gregor Robertson, Alcalde de Vancouver, quien había cabildeado para que fuera retirado de la torre el nombre Trump, decidió no asistir a la ceremonia como protesta contra las políticas del Presidente de EU sobre inmigración y otros asuntos.

“El nombre Trump se ha convertido ahora en sinónimo, no de lujo y estilo de vida, sino de racismo, sexismo e intolerancia”, dijo el concejal de la ciudad Kerry Jang, quien fue otro de los funcionarios de la ciudad que boicoteó la inauguración, aseguró AP.