LUIS LARA

LATINO IN / MÉXICO

Nació en el Siglo XIX, vivió todo el Siglo XX y murió en el Siglo XXI. Ella es la italiana Emma Morano, quien falleció este sábado a los 117 años y 137 días.

De acuerdo a agencias internacionales, Morano era la única sobreviviente conocida del Siglo XIX y era la única persona de que se tenga constancia que haya vivido en tres siglos.

La mujer, quien nació el 29 de noviembre de 1899 en municipio de Civiasco, al noroeste de Italia, se convirtió el año pasado en la persona más anciana del planeta, de acuerdo a los registros del Gerontology Research Group (Grupo de Investigación Gerontológica) de Estados Unidos.

Morano murió en su casa en Verbania, en el norte de Italia.

“Tuvo una vida extraordinaria y siempre recordaremos su fuerza para que nos ayude a seguir adelante”, dijo la alcaldesa Silvia Marchionini.

Morano, quien fue la mayor de ocho hermanos, se casó en 1926 con un hombre que la maltrataba, pero al que decidió abandonar en 1938 cuando murió su hijo a los seis meses de edad.

Trabajó durante gran parte de su vida. Desde los 12 hasta los 55 años laboró en una fábrica de sacos de arpillera.

Después trabajó en el comedor de un colegio administrado por monjas.

Morano decía que el secreto de su longevidad era que comía tres huevos crudos al día, algo de carne, un poco de fruta y una copita de grappa, aguardiente italiano, cuando tenía algo que celebrar.

La italiana, quien vio pasar a 11 Papas y 12 gobernantes de Italia, murió tranquilamente en su cama mientras dormía.