NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

El mexicano Daniel Ramírez Medina, quien acaparó la atención nacional al ser el primer “dreamer” arrestado en la era Trump, fue liberado este miércoles tras pasar seis semanas en una cárcel federal.

El inmigrante indocumentado, de 23 años, había sido arrestado el 10 de febrero en Des Moines, Washington, un suburbio de Seattle, en una de las primeras redadas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en la nueva administración.

Ramírez Medina fue liberado mediante una fianza de 15 mil dólares y aún tendrá que esperar la decisión sobre si es deportado o no.

El “dreamer” mexicano Daniel Ramírez Medina habla con los periodistas, tras su liberación.

“Estoy bien. Estoy muy agradecido con todos, con toda la gente que me apoyó y con todos los soñadores también. Muchas gracias por todo”, expresó el joven a los periodistas que lo esperaban afuera del centro de detención.

Ramírez Medina dejó el Northwest Detention Center, en Tacoma, Washington, y fue recibido por uno de sus hermanos, a quien abrazó por varios segundos.

TE RECOMENDAMOS: LIBERAN A ‘DREAMER’ ARGENTINA, TRAS PRESIÓN DE ACTIVISTAS Y MEDIOS

También lo esperaban decenas de personas que no dejaron de brindarle apoyo durante las semanas que permaneció detenido.

“Hoy el juez afirmó que Daniel no plantea ningún riesgo para la seguridad pública. Estamos encantados de que pronto estará en casa con su familia”, dijo al diario Los Ángeles Times, Luis Cortés, uno de los abogados del mexicano, luego de que un juez federal de Seattle ordenara su liberación.

Horas después, Ramírez Medina comentó a un diario de Seattle que fueron 46 días largos y difíciles, pero que estaba feliz de reunirse con su familia, especialmente con su hijo.

“Sé que esto no ha terminado, pero tengo fe en el futuro, para mí y para los miles y miles de soñadores, quienes aman este país tanto como yo”, agregó.

TE RECOMENDAMOS: ARRESTAN AL PRIMER ‘DREAMER’ EN LA ERA TRUMP… Y ES MEXICANO

Dow Constantine, ejecutivo del Condado de King, hizo una declaración en un comunicado.

“Los dreamers como Daniel han tenido poca compasión o sentido común de parte de esta nueva administración federal.

“La actual postura de inmigración federal trata de demonizar a los inmigrantes e inculcar el miedo.

“En el Condado de King apreciamos que todos somos más fuertes al dar la bienvenida a las personas que se esfuerzan por hacer un una vida mejor para ellos y sus familias”, dijo Constantine.

El 10 de febrero, los oficiales del ICE arrestaron al “dreamer” después de detener a su padre, un inmigrante indocumentado, en su apartamento suburbano de Seattle.

Al ser consultado sobre su estatus al momento de su detención, Ramírez Medina, nacido en México, explicó que estaba en Estados Unidos bajo la protección del Programa de Acción Diferida por la Niñez (DACA), implementado bajo el Gobierno de Barack Obama.

Conocidos como soñadores, los jóvenes que califican para el DACA pueden permanecer en los Estados Unidos por períodos renovables de dos años sin preocuparse de ser deportados a menos que cometan un crimen.

Obama buscaba beneficiar a los hijos de indocumentados que llegaron a EU de niños con sus padres.

Ramírez Medina llegó a Estados Unidos con su familia a los siete años de edad.

Los oficiales del ICE cuestionaron a Ramírez Medina a pesar de su condición de “dreamer” y justificaron su detención argumentando que dijo que era miembro de una pandilla callejera, lo que el mexicano negó.

Los oficiales también afirmaron que el joven llevaba un tatuaje de pandillas, lo que el detenido aclaró que es el nombre de su ciudad natal, La Paz.

Tras su detención, fue puesto bajo custodia federal.

Un equipo de abogados pro bono de asesoría pública desafió la constitucionalidad de la detención en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos y luchó contra su probable deportación en la Corte de Inmigración.

El esfuerzo finalmente tuvo éxito el martes, cuando el juez de Inmigración, John Odell, concedió la liberación de Ramírez, que se concretó este miércoles.

“No va a recuperar esos días, y aunque creo que está emocionado de salir, nunca debería haber estado allí en primer lugar”, expresó Mark Rosenbaum, otro de sus abogados.

Casos similares de “dreamers” que han sido arrestados y están en riesgo de deportación han salido a la luz desde la detención de Ramirez Medina.