Por: Kiosko Magazine

Los Ángeles.- En un adelanto del informe que se emitirán a fines de julio, los líderes de investigación de “Committee For Greater LA” concluye que impactos desiguales de la pandemia.

El recién formado comité integrado por representantes del mundo de la política, la filantropía, el ámbito académico, laboral, empresarial y de organizaciones comunitarias tendrán la primera reunión del Comité Especial sobre Inversión en Vecindarios y Recuperación tras el COVID-19 del Consejo de la Ciudad de Los Ángeles.

El “Committee for Greater LA” es un grupo diverso de angelinos que comparten la visión de que la respuesta de nuestra región a la pandemia del COVID-19 puede catalizar un cambio en el sistema y desmantelar las instituciones y políticas que han perpetuado el racismo institucional. 

Este próximo informe del comité presentará datos y recomendaciones de políticas para entender la situación del momento y la solución para superarla, y propondrá un programa que apunta a construir un Los Ángeles más equitativo para todos.

“Hoy, en nuestras calles, la gente nos exige que pongamos nuestra atención en lo que la pandemia ha expuesto: el racismo implantado en el sistema del país, y su efecto en nuestras comunidades.

“Las políticas e instituciones que han oprimido, excluido y marginado a las personas de color durante siglos nos están costando nuestra salud y nuestra vida, y mientras buscamos la manera de salir de esta crisis, no debemos apartar la mirada”, comentó Miguel Santana, el presidente del comité.

En un informe independiente que se emitirá en julio, respaldado tanto por la Universidad del Sur de California como por la Universidad de California-Los Ángeles, el comité recomendará un programa de acción basado en datos concretos y destinado a abordar los desafíos estructurales de Los Ángeles que intensifican las disparidades. 

Liderado por los investigadores Manuel Pastor y Gary Segura, el informe utilizará datos para definir las fallas estructurales de Los Ángeles y ofrecen un conjunto de soluciones para promover la equidad racial, reforzar la responsabilidad y fomentar un amplio diálogo cívico sobre el futuro de Los Ángeles.

“Los objetivos de nuestro informe son centrar la equidad racial, alinear los sistemas de prestaciones que están desalineados, y promover un nuevo diálogo cívico. 

“El coronavirus se propaga como el fuego por nuestras comunidades, donde ha encontrado un ambiente sumamente propicio: precariedad laboral, económica y social, falta de acceso a la atención médica y disparidades en la educación, entre otros factores”, comentó Manuel Pastor, el director del Programa de Equidad Ambiental y Regional (PERE) de USC. “Y ha dejado al descubierto nuestra peor enfermedad— el racismo estructural”.

Por su parte, Gary Segura, Decano de Luskin School of Public Affairs en UCLA, opinó que no se puede desestimar el peligro que existe actualmente.

“Durante la crisis financiera de 2008, las grandes empresas de inversiones corporativas se precipitaron para sacar provecho de un mercado inmobiliario sumido en el caos, apropiándose de las riquezas de las comunidades negras y Latinas”, agregó. “Estas acciones sientan la base de una ‘economía de desalojo’ pos-COVID —salvo que veamos una respuesta política que se ponga a la altura de la crisis y del volumen de la demanda por justicia”.

La presentación incluyó selecciones de la investigación del comité donde se examinaron las desigualdades estructurales que forman la base de la vida en Los Ángeles. 

Las presentaciones de la investigación han incluido e incluirán temas tales como el impacto desigual de la ayuda federal por la pandemia, desigualdades educativas y entre los jóvenes, bienestar de la familia y el niño, salud y salud mental, crisis inmobiliaria y de falta de hogar, vulnerabilidad de la comunidad y las tensiones y perturbaciones en la economía y el mercado laboral. 

El comité ya ha evaluado las conclusiones de los académicos de UCLA y USC, así como las de otros investigadores en el ámbito de políticas y ciencias sociales, revelando estas cifras alarmantes:

  • El 18% de los angelinos es indocumentado (y por lo tanto no elegible para recibir la ayuda federal) o vive con un familiar que lo es; cerca de 200,000 niños tienen padres con estatus migratorio mixto y, por lo tanto, no obtienen la ayuda federal a través del estímulo.
  • La población negra tiene hasta tres veces más probabilidades de perder su participación en el programa de vivienda de apoyo permanente
  • La región de Los Ángeles tiene 500,000 unidades menos de lo que necesitaría para cumplir con la actual demanda de viviendas —dejando a un tercio de las familias del Condado de Los Ángeles con la carga del pago del alquiler (gastando la mitad de sus ingresos o más en vivienda) y previendo un posible aumento del 40 al 45% de personas sin hogar debido al COVID-19.
  • Casi el 46% de todos los empleos en el Condado de Los Ángeles corren un muy alto riesgo de disrupción debido a la pandemia y a las órdenes de salud pública resultantes —afectando particularmente a los trabajadores latinx en el Valle de Antelope y las áreas Este y Sur de Los Ángeles en las industrias de servicio, gastronomía, hotelería y comercios minoristas. 
  • A los inquilinos más vulnerables solo les quedan $12,000 anuales después de pagar el 50% o más de sus ingresos en el alquiler de su vivienda, incluyendo 79% de inquilinos en familias con niños, 61% de familias latinas, 45% de inmigrantes y 39% de inquilinos con una educación inferior al nivel secundario.

Jacqueline Waggoner, miembro del comité y vicepresidenta y líder de Enterprise Community Partners en el mercado del Sur de California, dijo que durante mucho tiempo se he dedicado a hablar sobre las disparidades de las personas de color en círculos profesionales y públicos. 

“Como sociedad, hemos llegado a un punto de no retorno donde las acciones ahora deben ocupar el lugar del diálogo respecto de esas desigualdades. Necesitamos incomodarnos. Necesitamos la valentía para promover un cambio significativo en el sistema focalizado en las voces de nuestras comunidades negras y marrones marginadas y fundamentado en la equidad racial», comentó. «Nos solidarizamos con todos lo que realmente quieren erradicar el racismo. Este comité planea hacer todo lo que esté en su poder para promover esta visión».

Fred Ali, miembro del comité y Presidente y Director Ejecutivo de Weingart Foundation anadió que en la última década se ha visto a la comunidad filantrópica basarse en la equidad como principio rector.

“Nos hemos desafiado a desafiar la supremacía blanca y derribar la injusticia racial. Hoy estamos viviendo una crisis que requiere que pongamos nuestro mayor esfuerzo para lograr la equidad —pero que también nos abre las puertas para lograr grandes avances, si es que tenemos la valentía para hacerlo”. 

El Committee for Greater LA incluye:

Comité Directivo Voluntario

  • Miguel A. Santana, Presidente del Comité; Presidente y Director Ejecutivo de Fairplex
  • Fred Ali, Presidente y Director Ejecutivo de Weingart Foundation
  • Raul Anaya, Presidente de Bank of America – Área Metropolitana de Los Ángeles
  • Monica Banken, Representante de la Familia y los Niños, Supervisora Kathryn Barger
  • Charisse Bremond-Weaver, Presidenta y Directora Ejecutiva de LA Brotherhood Crusade
  • Cynthia Buiza, Directora Ejecutiva de California Immigrant Policy Center
  • Lian Cheun, Directora Ejecutiva de Khmer Girls in Action
  • Fesia Davenport, Directora de Operaciones del Condado de Los Ángeles
  • Debra Duardo, Superintendenta, Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles
  • Sarah Dusseault, Presidenta de la Comisión de Los Ángeles Homeless Services Authority
  • Anna Hovasapian, Directora Legislativa, Consejo de la Ciudad de Los Ángeles, Presidenta Nury Martinez
  • Gita Murthy Cugley, Directora Ejecutiva de Gita Cugley & Associates
  • Matt Szabo, Subjefe de Gabinete del Alcalde Eric Garcetti
  • Judith Vasquez, Asesora Senior de la Supervisora Hilda L. Solis
  • April Verret, Presidenta de SEIU Local 2015
  • Jacqueline Waggoner, Vicepresidenta de Enterprise Community Partners                                                 

Socios del ámbito académico

  • Gary Segura, Decano, Luskin School of Public Affairs, UCLA
  • Manuel Pastor, Director del Programa de Equidad Ambiental y Regional de USC
  • Rhonda Ortiz, Directora Administrativa del Programa de Equidad Ambiental y Regional de USC

Financiadores

  • Annenberg Foundation
  • Ballmer Group
  • The Eli and Edythe Broad Foundation
  • California Community Foundation
  • The California Endowment
  • The California Wellness Foundation
  • Conrad N. Hilton Foundation
  • The John Randolph Haynes Foundation
  • The Smidt Foundation
  • Weingart Foundation