Nueva York.- Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, fue condenado  a cadena perpetua más 30 años de cárcel al término del llamado Juicio del Siglo en la Corte Federal del Distrito Este, en Brooklyn.

El Chapo, quien apareció en el tribunal luciendo bigote a diferencia de otras audiencias en las que lucía rasurado, no se inmutó ni mostró rasgos de arrepentimiento al escuchar la sentencia.

Los representantes de los medios de comunicación que estuvieron en el lugar comentaron que el narcotraficante, que durante años fue más buscado de Estados Unidos, solamente le hizo una señal a su esposa Emma Coronel y luego se llevó la mano al pecho.

El juez Brian Cogan dictó la sentencia dividida en tres partes.

La condena perpetua es por los cargos del 1 al 8, donde se integran delitos por el tráfico de drogas, conspiración de homicidios y liderar una organización criminal.

Los 30 años de cárcel adicionales son por el cargo 9, sobre uso de armas. Por conspiración de lavado de dinero, el cargo 10, le anexaron 240 meses, castigo que correrá a la par de la sentencia de por vida. 

El juez desestimó, a petición de los fiscales, los cargos 2,3 y 4 que son sobre conspiración de distribución de nárcoticos.

Durante el juicio, que duró cinco meses, declararon 56 testigos del gobierno estadounidense contra solo uno de la defensa, que hablaron de los negocios, crueldad y hasta de la vida sentimental de El Chapo, y salieron a relucir los nombres de políticos que supuestamente fueron sobornados por el capo.

Se especula que El Chapo purgará a su condena en la cárcel de máxima seguridad en ADX, en Florence, Colorado, de donde nadie ha podido escapar hasta ahora.