Por fin se hace realidad el sueño de abrir un negocio. Tu entusiasmo está por las nubes. Las compras y las ventas son tu pasión. Te encanta cocinar, hornear panes o construir casas. Tienes en mente lo que quieres, y ya hasta te compraste un flamante auto para impresionar a tu clientela.

Pero si piensas que ya tienes todo resulto para inaugurar tu restaurante, tienda o empresa, siento decirte que antes de eso tienes muchas cosas que pensar antes de empezar a operar.

De acuerdo a la experta en finanzas y administración, Marlyn Garmo Alarcón, CEO de Alarcon & Associates, antes debes de elegir una estructura de negocios, crear un plan de negocios, pedir permisos, elegir el nombre y determinar lo qué debes hacer para registrar tu negocio para los impuestos, entre otras cosas.

En fin, la lista es grande, pero no imposible.

Antes de abrir un negocio debes pensar en tus talentos. Para qué eres bueno y para que no. Sé realista.

Por ejemplo, una cosa es ser un experto en la cocina y otra en la administración.

“Muchos nuevos empresarios abren sus negocios o pequeñas empresas sin un plan ni estructura. A algunos les va bien, que es un porcentaje pequeño, y a la mayoría le va mal. 

“Para evitar pérdida de tiempo y dinero, es recomendable que los interesados se asesoren con un profesional”, dijo.

Garmo Alarcón también explica que constituir una empresa en Estados Unidos es más fácil que en cualquier otro país.

“En este país no se requiere ser ciudadano o residente, no hay requisitos mínimos de capital, ni se debe comparecer ante un notario. 

Además, añade, existe una gran variedad de modelos empresariales que permite flexibilidad en la estructura y en cómo la empresa gestiona su negocio.

Dijo que el interesado debe escoger el tipo de negocio que se desea constituir, ya sea formar una corporación, sociedad, empresa individual o una sociedad de responsabilidad limitada. 

Después deberá registrar su negocio en el estado que corresponda, un trámite que se puede realizar de manera digital y que podría tardar hasta 48 horas. Una vez registrada la empresa, se debe obtener un número de identificación tributario, y con esto el propietario ya puede abrir una cuenta bancaria.

Si no tienes paciencia para realizar esos trámites, no te preocupes, en Alarcon & Associates encuentras la solución porque ofrece servicios profesionales y de calidad de contabilidad a precios muy asequibles.