NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

“Si nos quitan el papel, uno no se va a ir”, advierte Jorge Xolalpa Jr., cineasta, activista y orgullosamente “dreamer”.

El inmigrante mexicano de 28 años llamó la atención en los últimos meses en los festivales de cine con la cinta “Valentina”, que refleja el drama de una madre que paga a un coyote para que cruce a su hija de México a Estados Unidos, donde ella se encuentra.

Lamentablemente, el responsable de transportar a la menor la secuestra. Para recuperar a su hija, la madre toma la ley en sus manos (ojo por ojo y diente por diente) y secuestra a la esposa del coyote.

Xolalpa Jr. afirma que se siente orgulloso de representar a los “dreamers” en la industria fílmica.

“Tengo DACA, soy un ‘dreamer’ y me siento muy orgulloso de representar a los ‘dreamers’ en Hollywood. Lo que tenemos que hacer como latinos es unirnos y no tener miedo.

“Al final del día, si nos quitan el papel, uno no se va a ir, uno se va a quedar aquí y va a seguir contribuyendo”, agrega el director fílmico. “De aquí no nos vamos”.

Jorge cuenta que es originario de la Ciudad de México y que llegó a Estados Unidos a los 9 años de edad, hace ya casi 20.

“Yo no me voy a ir, yo me voy a quedar aquí, y si me tuviera que ir, pues me voy y me regreso de nuevo (a Estados Unidos) porque estoy aquí para quedarme y contribuir a este país, porque es mi país”.

El cineasta también capturó la atención porque su primer cinta “Blue Line Station” (2016) la filmó con un iPhone y estuvo en alrededor de 60 festivales de cine.

Actualmente, está a días de iniciar el rodaje de su tercera película: “Sweet Caroline”.

El mexicano dice que la carrera de cineasta fue fortuita porque, justo a una semana de graduarse de la Universidad de leyes Loyola, vio la película “Black Swan”.

“En ese entonces me dije: ‘Quiero hacer eso’”, recuerda. “Siempre me gustaba escribir historias”.

El mexicano comenta que al titularse en el 2013 decidió darle un giro a su vida para contar historias a través de la pantalla grande.

“Terminando (la universidad) me convertí en cineasta, y es lo que estoy haciendo desde hace cinco años”.

Xolalpa Jr. comparte que su corta trayectoria en la industria fílmica ha sido difícil, pero no al extremo.

“Siempre le digo a la gente que lo más difícil es comenzar. Ya que uno comenzó, no hay que parar”, dice.

El director de cine llegó a postular para su consideración la cinta “Valentina” en los Golden Globe, y actualmente no pierde el objetivo de ser parte de una ceremonia de los Premios Oscar.

“En el 2013 estaba viendo la ceremonia de los Oscar junto a mi mamá y le dije: “Algún día voy a estar ahí”.

La madre de Jorge y de otros tres hijos, Teresa Ramírez, cuenta que decidió llevar a sus hijos a Estados Unidos tras su ruptura matrimonial.

“Yo empecé a trabajar en los callejones de Los Ángeles vendiendo playeras, y ahora mi sueño americano lo estoy cumpliendo con lo que hacen mis hijos”.