NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

Más que un juego, el Super Bowl es un espectáculo que genera expectativas, polémica, ganancias y, sobre todo, súper números durante semanas, y que termina en una deslumbrante fiesta al llegar el gran día.

Se espera que el partido de este “Súper Domingo” entre los experimentados Patriotas de Nueva Inglaterra y los ambiciosos Halcones de Atlanta sea visto en TV y plataformas digitales en vivo por más de 112 millones de personas en Estados Unidos.

Desde el primer Super Bowl celebrado en 1966 la tradición se impuso: millones de estadounidenses se reúnen con familia y amigos para ver el juego, comer, beber, celebrar y presenciar anuncios comerciales fuera de lo común que se estrenan durante el partido.

La derrama económica que genera el espectáculo no tiene límite.

Se estima que las ventas de comida generen casi 3 mil millones de dólares en EU, en este Super Bowl LI.

Uno de los productos preferidos para consumir durante el Super Bowl son los aguacates mexicanos, que se espera que generen 200 millones de dólares en ventas, solamente en el gran día.

Éstos son algunos súper números del Super Bowl:

– Casi 112 millones de personas vieron en TV y plataformas digitales en vivo el Super Bowl del año pasado. El espectáculo fue visto en 54 millones de hogares de EU, convirtiéndose en el tercero más visto de la historia.

– Éste será el primer Súper Tazón en el que la NFL permitirá a sus fans presentes en el estadio transmitir realmente en vivo.

Lo podrán hacer a través de Facebook Live y Periscope gracias al WiFi del proveedor Extreme Networks, que instaló mil 250 puntos de acceso a internet en el inmueble, para lo que utilizó 115 kilómetros de cable, 100 de cobre y 19 de fibra óptica. 

– La sede del partido entre Patriotas y Halcones será el Estadio NRG de Houston, Texas, con capacidad para 72 mil espectadores. 

– El costo mínimo de un comercial de 30 segundos es de 5 millones de dólares, pero las marcas gastan mucho más cuando incluyen en su anuncio a celebridades o innovaciones tecnológicas.

– El gasto total en anuncios para el Super Bowl alcanzará este año los 4 mil 900 millones de dólares o los 6 mil 300 millones de dólares, de acuerdo con el ajuste de la inflación. 

– El precio promedio inicial de los boletos fue de 2 mil 43 dólares, mil dólares menos que el precio promedio actual de venta de 3 mil 175 dólares.

– Los Patriotas son favoritos por tres puntos en las casas de apuestas.

– Tom Brady es el favorito para ser el MVP de esta edición. Si se apuestan 100 dólares, se ganan 160.

– Houston, la ciudad sede del Super Bowl, invertirá 5.5 millones de dólares.

– Se prevé que el Súper Tazón LI genere 350 millones de dólares a la economía de Houston, a través de hoteles, entretenimiento, comida y bebida.

– El show musical de medio tiempo más visto es el que ofreció Katy Perry en el 2014, con 118 millones 500 mil espectadores.

– Este año, el show de medio tiempo corre a cargo de Lady Gaga, quien celebrará la inclusión y el espíritu de igualdad en momentos de división nacional en EU. La cantante anunciará su gira mundial “Joanne” el lunes posterior al partido. 

– El Super Bowl es transmitido en vivo en 25 idiomas para 170 países y territorios en el mundo.

– Cada jugador del equipo ganador recibirá, sólo por este partido de campeonato, 107 mil dólares, 5 mil dólares más que el año pasado.

– Los jugadores del equipo perdedor obtendrán, cada uno, 53 mil dólares.

– Se espera que el juego de este año genere 190 millones de dólares en gastos directos en el estadio de Houston.

– El Super Bowl es la marca de eventos deportivos más valiosa del mundo. El año pasado tuvo ingresos por 630 millones de dólares entre transmisión, boletos, patrocinios, mercancía oficial y más.

– Para el Super Bowl L del año pasado, la gente gastó más de 2 mil 900 millones de dólares en comida para el gran juego, frente a los 2 mil 500 millones de dólares del 2015.

Mil millones de dólares fueron gastados en snacks salados, tales como papas fritas y salsas.

200 millones de dólares en aguacates mexicanos.

82 millones de dólares en alitas de pollo.

80 millones en ensaladas deli.

58 millones en emparedados deli

13 millones en bandejas de la verdura. 

– En las consecuencias también se invierte. En 2015, las ventas de antiácidos tuvieron un gran impulso en la semana después del Super Bowl.

Se gastaron 53 millones de dólares en antiácidos, un salto de 4.5 por ciento más en comparación a la semana anterior al espectáculo.

FUENTES: Forbes / Ad Age / PwC