NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

El trabajo, familia, fe, educación y emprendimiento son algunos de los valores que le inculcaron a Frank Sánchez sus padres inmigrantes mexicanos y que lo impulsaron a convertirse en uno de los propietarios y operadores de McDonald’s hispano más respetado del sur de California.

Sánchez es el patriarca de la familia que posee 27 restaurantes de comida rápida desde el centro de Los Angeles, pasando por Victorville, Apple Valley, Oceanside, San Juan Capistrano hasta San Diego.

El emprendedor contó a Latino In que el crecimiento es el resultado del arduo trabajo y dedicación de toda su familia, ya que él, su esposa Julia y sus dos hijos, Marisol y Francisco, están al frente de los casi mil 300 empleados que dependen de ellos.

«Todo esto inició en 1982. Mi esposa y yo abrimos nuestro primer McDonald’s en el Este de Los Angeles, en nuestra comunidad.

«Teníamos tres hijos y uno a punto de nacer», dijo Sánchez desde el interior del McDonald’s ubicado en el centro angelino. «Ella dejó su trabajo de maestra para cuidar a los hijos y hacerse cargo de las cuestiones administrativas del restaurante».

El Presidente y CEO de Sanchez Family Corporation agregó que en ese entonces el tenía que hacerse cargo de todas las áreas del restaurante.

«Si había que atender a los consumidores, yo lo hacía, si había que arreglar el techo, yo lo hacía, si había que limpiar, yo lo hacía… el manager era yo, pero me encargaba de todo», expresó.

Sánchez, que tiene un BA de UCLA y un doctorado de la Universidad George Washington, contó que en cinco años se acomodaron las cosas y en 1987 abrieron el segundo restaurante.

«Y a partir de entonces empezamos a abrir más y más. La Corporación McDonald’s te brinda la oportunidad de crecer y crecer», dijo. «Afortunadamente se unieron a nuestra empresa mis hijos Marisol y Francisco, quienes fueron a la universidad y tuvieron exitosos empleos, pero les atrajo mas la empresa familiar, y me siento muy orgulloso de eso».

Comentó que la educación es muy importante para los Sánchez, desde que su madre, originaria de Sonora.

«Mi padre era muy emprendedor, el llegó de México, originario de Morelia, debido a la violencia de aquel entonces causada por la Revolución. Primero llegó a El Paso, luego se movió a Denver y luego se vino a las pizcas de California.

«Me enseñó a enfrentar los retos», recuerda. «Mis padres trabajaron muy duro, mi padre fue jardinero, tuvo varios pequeños negocios y yo empecé a aprender de todo eso a muy temprana edad. Los valores familiares son fundamentales para alcanzar el triunfo».

Dijo que recuerda que vendía fruta, comida y limonada a un lado de la carretera junto a su casa.

«Recuerdo un pequeño restaurante que puso mi padre, Pancho’s Tacos House, mi mamá hacía comida, mi papá hacía menudo para vender los domingos», expresó.

Sánchez también comentó que empezó a gustarle el mundo de los negocios porque de jovencito ayudaba a su padre y otros inmigrantes a traducir papelería administrativa de compra y venta, de rentas y otras actividades.

«Cuando abrimos el primer McDonald’s, mis padres estaban muy sorprendidos y orgullosos», comentó. «De alguna forma es el legado de todo lo que aprendí de ellos. Mi papá quería que emprendriera algo, mi mamá siembre abogaba que primero tenía que educarme, y afortunadamente logramos las dos cosas.

«Ahora dos de mis hijos continuan con el legado familiar, espero que los dotros dos algun día también se unan a la compañía familiar, y posteriormente los nietos, que actualmente son siete», dijo con una sonrisa de abuelo orgulloso.

Como propietario-operador, Sánchez ha sido galardonado con numerosos premios, como el President Star Award de McDonald’s y el Top 100 U.S.A. Restaurant Operations Award.

También fue miembro del Consejo Nacional de Liderazgo y de la junta de subvenciones de Ronald McDonald House Charities of Southern California (RMHCSC).

El emprendedor desempeñó anteriormente como presidente del Programa de Becas RMHC / HACER, un puesto que ahora ocupa su hija, Marisol.

Sánchez también es un apasionado de contribuir con su tiempo a numerosas organizaciones, y actualmente es miembro de la Fundación de Educación Católica, la Junta de Gobernadores de la Facultad de Medicina de la UCLA y la Fundación UNIHEALTH, por nombrar algunos.