NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

Mayes Rubeo salió de México en 1980 con el propósito de trabajar como diseñadora de vestuario de súper producciones hollywoodenses, y 37 años después puede presumir que logró su meta porque su nombre es uno de los grandes en la industria.

Rubeo, quien nació en la Ciudad de México y radica en Los Ángeles, ganó el premio de los BAFTA (British Academy Film Awards) en el 2009 por la película “Avatar”, la cual, con una recaudación de 2 mil 788 millones de dólares, se convirtió en la más taquillera de todos los tiempos.

La mexicana también fue la diseñadora del vestuario de John Carter, “Dragonball: Evolution”, “Apocalypto”, “Sunshine State”, “World War Z”, “Warcraft” y “The Arrival”, entre otros largometrajes.

En entrevista con LATINO IN, Rubeo dice que el camino que inició siendo una niña hasta formar parte de las grandes producciones fue tan difícil como el de cualquier ciudadano del mundo.

“Creo que fue tan difícil como podría haber sido para otra persona, americana o no americana, igual. No tuve ningún problema de ‘tú no porque eres mexicana’, de eso nada.

“Sí fue de mucho trabajo, y el no tener ningún complejo de inferioridad o superioridad, solamente seguir tu objetivo”, expresa la mexicana.

“(EU) es un país donde nadie nos puede parar de ser trabajadores, honestos y tener aliento y ambiciones”.

Señala que una de las claves para lograr los objetivos es nunca abandonar los sueños.

“Toda mi vida supe lo que quería hacer, nunca tuve dudas. De niña jugaba a realizar vestuarios. Todo el tiempo era disfrazar a mis hermanos, mis amiguitas…

“Era ‘vamos a jugar al reino’, y yo les ponía ‘tú eres el rey, tú eres la reina’… y ellos me veían como ¡que qué…! y decían: ‘nomás vamos a jugar así simple, sin vestuarios’”, recuerda Rubeo entre risas.

Y con la misma ilusión que tenía de niña, la mexicana ha realizado el vestuario para protagonistas de “Avatar” como Sam Worthington (Jake Sully), Zoe Saldaña (Neytiri) y Michelle Rodríguez (Trudy Chacon), por nombrar a algunos del elenco.

También trabajó con Brad Pitt, quien en la cinta “World War Z” interpretó a Gerry Lane.

Próximamente, también se podrá admirar la creatividad de la mexicana en la película “Thor: Ragnarok”, estelarizada por Tom Hiddleston (Loki), Benedict Cumberbatch (Dr. Stephen Strange) y Chris Hemsworth (Thor).

‘THE GREAT WALL’

La creatividad de Rubeo podrá ser admirada en el vestuario de grandes guerreros que lideran la lucha más grande de la humanidad por la supervivencia en “The Great Wall”, protagonizada por Matt Damon (William Garin).

“Y en esta película trabajé en los diseños de Matt Damon (William Garin), Pedro Pascal (Tovar), Tian Jing (Lin Mae) Andy Lau (Strategist Wang), Willem Dafoe (Ballard) y Hanyu Zhand (Shao), ¡puros superstars!”, exclama Rubeo.

La cinta se estrena en Estados Unidos este viernes 17 de febrero.

La historia de la cinta narra cómo William Garin, un mercenario de batalla y maestro armero, es capturado por un ejército secreto de guerreros de élite conocido como The Nameless Order.

En un extenso puesto militar llamado Fortress City, luchan por proteger a la humanidad de fuerzas sobrenaturales, desde una de las mayores estructuras defensivas jamás construidas: The Great Wall.

Rubeo cuenta que se unió a este proyecto porque su productor en “Warcraft” la presentó con el director de “The Great Wall”, Zhang Yimou.

“La razón por la que el director Zhang me eligió fue porque quería hacer algo diferente”, explica. “Él quería que yo trajera algo más a la mesa, para darle a la película un nuevo giro. La mayor satisfacción para mí era tener la confianza de un maestro como Zhang Yimou”.

Rube agrega que para este proyecto creó sus vestuarios inspirada en la dinastía Song del siglo XII de la cultura china.

“Muchos de los diseños se basaron en los trajes históricos. Al ser una película de fantasía, tuvimos la oportunidad de moverla hacia una dirección más ecléctica o caprichosa. El elemento de la fantasía a la historia era grande para mí porque no tenía experiencia en trajes del período de China del Siglo XII”.

La diseñadora, quien trabajó con seis docenas de artesanos, explica que el mayor desafío fue diseñar los trajes de los guerreros de The Nameless Order.

“Cada uno tenía una tarea específica en las funciones militares estratégicas de defender The Wall, y todo el futuro de China. Fue difícil hacer esos trajes porque cada uno tenía que ser muy específico, ya que cada cuerpo tenía un rango diferente”.