Los Ángeles.- A un año de ser liberado, el mexicano Vicente Benavides Figueroa que estuvo sentenciado erróneamente a la pena de muerte por 25 años, presentó una demanda federal contra el Condado de Kern argumentando que su caso estuvo cargado de violaciones civiles, coerción de testigos y evidencias falsas.

Benavides Figueroa y su equipo de abogados, Salomón Zavala, Ron Kaye y Do Kim, interpusieron la querella entablada en la Corte Federal de Los Ángeles.

Los abogados Do Kim y Ron Kaye, el mexicano Vicente Benavides Figueroa, y el también el legista Salomón Zavala . Fotos: Latino In

Los legistas informaron que la demanda también es contra la ciudad de Delano, cuarto oficiales, el fiscal y un patólogo.

Benavides Figueroa reiteró que es inocente de los cargos que le presentaron.

“Soy incapaz de cometer un crimen tan grande como del que me acusaron”, manifestó el mexicano.

Los abogados no ventilaron el monto de la compensación.

“Lo que vivió el señor Benavides fue una verdadera tragedia. Es una víctima del sistema. Estuvo 25 años en el corredor de la muerte siendo inocente. Le presentaron evidencia falsa, los demandados le robaron 26 años de su vida. Consideramos que ningún dinero puede remplazar los 26 años en la cárcel, de los cuales 25 vivió sabiendo que estaba sentenciado a muerte siendo inocente.

“Su caso enfatiza cómo la pena de muerte en California es un sistema roto”, dijo Zavala. “Tenemos esperanza de que esta demanda le impondrá responsabilidad a aquellos que cometieron esta grave injusticia y ayude a asegurar que esto no le vuelva a suceder a nadie más”.

En 1993, Benavides Figueroa, entonces de 41 años, fue condenado por el asesinato y abuso sexual de la pequeña de 21 meses de edad Consuelo Verdugo, hija de su entonces pareja sentimental.

Basado en evidencias medicas falsas, un jurado lo declaró culpable de asesinato, sodomía y conducta lasciva.

El 12 de marzo de 2018, la Corte Suprema de California desechó la condena de pena de muerte al determinar que abrumadoramente se había llegado a la conclusión de que se habían presentado evidencias falsas al juicio.

El mexicano fue liberado de la Cárcel Estatal de San Quintín, al norte de California, el 19 de abril de 2018, después de que los cargos en su contra fueron desechados cuando en el proceso de apelaciones, los fiscales admitieron que la evidencia forense usada para condenarlo era falsa.

LLAMADA DE ATENCION

Por su parte, Kaye, otro de los abogados del mexicano, añadió que el caso de Benavides tiene que ser visto como una llamada de atención a los oficiales locales, oficiales de la ley, y más importante, a los fiscales.

“El sistema de justicia criminal tiene que proteger a toda la sociedad, tanto a las víctimas de la mala conducta de la policía y de la fiscalía, como a las víctimas del crimen”, dijo. “Algunos oficiales del Condado de Kern y la Ciudad de Delano literalmente se robaron la vida de Vicente y lo colocaron en un curso de vivir nada menos que un infierno en vida, como un hombre erróneamente encarcelado sentenciado al corredor de la muerte por el más horrendo crimen imaginable”.

Añadió que ese tipo de casos no pueden ser olvidados.

“Solo a través de demandas como ésta podemos como sociedad tener esperanza que dichas prácticas nunca ocurrirán en el futuro”, dijo. “Y explicar al mundo que o que le sucedió a Benavides fue un caso horrendo”.