LUIS LARA

LATINO IN / MÉXICO

Al aumentar las deportaciones de centroamericanos, México se ha convertido en el patio trasero de Estados Unidos y está haciendo el trabajo sucio.

Erika Guevara-Rosas, directora de América para Amnistía Internacional, advirtió en una entrevista para EFE que la llegada de Donald Trump al poder en EU ha agudizado la crisis para inmigrantes centroamericanos y ha elevado los problemas para México.

En 2016, hubo un aumento de hasta un 200 por ciento en las deportaciones de personas de El Salvador, agregó, y de un 150 por ciento en el caso de los inmigrantes de Guatemala y Honduras.

“Eso es muy sintomático de que México se ha convertido en el patio trasero de Estados Unidos, haciéndole el trabajo rudo”, expresó la directiva de la organización, de acuerdo a EFE.

Explicó que los inmigrantes centroamericanos que intentan llegar a EU huyen no sólo de la pobreza, sino de la violencia del crimen organizado en sus países.

Dijo que el anuncio de Trump de que construirá el muro en la frontera con México es un mensaje nefasto.

En cuanto al estatus de los derechos humanos, Guevara-Rosas advirtió que Centroamérica vive una regresión histórica y México registra una de las peores crisis en el Continente, con casi 30 mil desaparecidos, tortura generalizada e impunidad alarmante.