NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

“Queremos vivir sin miedo”, “quiero vivir en un país sin miedo a la deportación”, “lo único que quiero es la paz de las familias que temen ser deportadas” y “no quiero imaginarme solo, no quiero que ningún niño se quede sin sus padres”.

Éstas fueron las peticiones que niños pro inmigrantes como Sophie Cruz, Jersey, Mario y Jesse Vargas, entre otros, hicieron a los Reyes Magos, al Papa Francisco y a Donald Trump porque temen que el presidente electo cumpla su promesa de campaña de deportar a millones e imponga programas en contra de los inmigrantes.

Los pequeños activistas se congregaron en la Iglesia Nuestra Señora de Los Ángeles con cartas escritas de su puño y letra y con corazones de papel en los que escribieron palabras como paz, libertad, respeto, love y esperanza.

Sophie Cruz, quien en 2015 acaparó la atención del Papa Francisco, mostró los corazones con sus peticiones.

Cruz, quien en el 2015 acaparó los reflectores cuando el Papa Francisco pidió que la acercaran al Papamóvil para darle la bendición, abanderó la causa con la que intentan que se le ablande el corazón a Trump.

“Queridos Reyes Magos: Les pido que oremos juntos por los niños y nuestros padres migrantes. 

Oremos por suavizar el corazón del próximo presidente y de todos los funcionarios que discriminan a los inmigrantes. Queremos vivir sin miedo, queremos ser felices y queremos paz para nuestras familias”, dijo la niña de siete años, cuyos padres indocumentados son originarios de Oaxaca.

Jersey Vargas, de 12 años, expresó que como hija de inmigrantes oriundos del estado de Hidalgo vive con el temor de que algún día pierda a sus padres a causa de una deportación.

“Pido también que en Estados Unidos exista libertad e igualdad. Quiero vivir en un país sin racismo, en un país sin miedo de la deportación. Pido la reforma migratoria”, agregó.

“También espero que el Papa Francisco se reúna con Donald Trump, para que ablande su corazón, y espero que él pueda entender lo que las familias sufren por sus hijos. Tengo fe y esperanza de que esto se cumpla”.

Jersey Vargas, quien también visitó al Papa en 2014, pidió el apoyo a los inmigrantes.
De acuerdo a datos del Centro Pew, unos 5 millones de niños ciudadanos estadounidenses son hijos de padres que no tienen un status migratorio regular en Estados Unidos.

Abanderados por organizaciones pro inmigrantes, como Hermandad Mexicana Transnacional dirigida por Gloria Saucedo, en los últimos años los infantes angelinos han escrito cartas a congresistas, senadores y al presidente de Estados Unidos pidiendo la legalización de sus padres, pero hasta el momento han sido ignorados.

“Estos niños valientes son los que nos dan impulso para seguir luchando y mantener a las familias unidas, y como familia vamos a luchar por todos estos niños, esos más de 5 millones de niños”, afirmó Saucedo.

“Vamos a luchar hasta el final. Estos niños no quieren regalos, quieren mantener a sus familias unidas”.

Por su parte, Mario Vargas, de 13 años, dijo que su intención de recurrir a Los Reyes Magos es para que intercedan por los inmigrantes.

“En este Año Nuevo lo único que quiero es la paz de las familias que temen ser deportadas. A ustedes los Reyes Magos que ayudaron a Jesús les pido que hagan lo mismo con los inmigrantes”, escribió Mario.

“Este año el nuevo presidente Donald Trump quiere deportar a los inmigrantes, quiero que ustedes le ablanden el corazón para que vea lo malo que está haciendo”.

Y su hermano Jesse dijo que teme que un día, al regresar de la escuela, ya no encuentre a sus papás.

“Mi corazón esta partido en mil pedazos, no quiero imaginarme solo. No más deportaciones, pido paz para todo el mundo”, señaló.

El sacerdote Arturo Corral recibió los corazones y cartas de los niños.
El padre de la Iglesia de Nuestra Señora de Los Ángeles, Arturo Corral Nevares, dijo que promueven una campaña de oración para que los niños pierdan el miedo que sienten ante la retórica de Trump.

“Queremos que le escriban a los Reyes Magos, y al gabinete del Gobierno pidiendo una reforma migratoria para evitar la separación de familias. Queremos que la nueva admiración facilite que todos los niños permanezcan seguros en este país”, expresó Corral Nevares.

También explicó que las cartas dirigidas a Los Reyes Magos serán entregadas el 5 de enero al Arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, quien a su vez se las hará llegar al Papa Francisco.

Las Cartas a Los Reyes Magos se pueden entregar en:

– Iglesia María Inmaculada (10390 Remick Ave., Pacoima, CA).

– Iglesia de Epifanía (2808 Altura Street, Los Ángeles, CA).

– La Jarochita, enfrente del Kiosco de la Plaza México (3100 E. Imperial Highway, Lynwood, CA).

– Oficinas de Hermandad Mexicana Transnacional en Panorama City (7915 Van Nuys Blvd. Panorama City).

– Iglesia de Nuestra Señora de Los Ángeles, en la Placita Olvera (535 North Main Street, Los Ángeles, CA).