LUIS LARA

LATINO IN / MONTERREY, MÉXICO

Cuando no había pasado ni 24 horas en el Penal del Topo Chico, en Monterrey, Rodrigo Medina recuperó su libertad y dijo que no debió de haber estado “ni un minuto” preso.

El ex Gobernador de Nuevo León, quien es acusado de peculado y daño patrimonial al Estado, fue liberado este jueves por la noche por la orden de una jueza federal, tras permanecer 19 horas encarcelado.

Vestido de traje y corbata, saludando a sus abogados y mostrándose tranquilo, Medina salió del Penal y fue abordado por los periodistas que lo esperaban.

“El día de hoy pasamos un tiempo en el Penal del Topo Chico de manera injusta e indebida. No debimos de haber estado ni un minuto aquí”, expresó con firmeza y de manera pausada, tras saludar con un buenas noches a los medios.

La foto de su registro en el Penal circuló en las redes sociales.
“Nuestros derechos y nuestras garantías fueron violadas”.

Dijo que a nivel local no se tomó en cuenta la suspensión provisional con la que contaba y por eso fue arraigado en el Penal, pero una jueza federal sí respetó esa suspensión y ordenó su liberación.

“(Su encarcelamiento) es un acto de injusticia que perjudica mi imagen y ahora estamos dándole la vuelta a esto”, expresó.

Dijo que ha cumplido con todos los mandamientos judiciales y citas, y que seguirá haciéndolo.

Aclaró que fue tratado con profesionalismo en el Penal y respetaron su integridad física.

“Esos son los daños morales que causa una mala orden… la gente con esa foto puede estar confundida y cree que somos culpables… al contrario, estuvimos aquí injustamente y no hemos cometido ningún delito, no hemos sido juzgados ni declarados culpables por ningún delito”, señaló.

Medina se refería a la foto de él siendo registrado como el preso 0238. La imagen se filtró y circuló en redes sociales.