NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

“Los soñadores no pueden ser olvidados y merece la pena luchar en favor de ellos“, abogó la cantante Camila Cabello durante la ceremonia del Grammy celebrada este domingo en el Madison Square Garden de Nueva York.

La cubana-mexicana se solidarizó con los “dreamers” antes de presentar a U2.

La intérprete de “Havana” recordó cómo sus padres emigraron con ella hacia Estados Unidos cuando era una niña.

CAMILA CABELLO
La cantante cubana-mexicana impactó con su vestido rojo y su figura.

“Estoy aquí en este escenario esta noche porque, al igual que los ‘dreamers’, mis padres me trajeron a este país sin nada más en sus bolsillos que esperanza.

“Me enseñaron a trabajar el doble de duro y a nunca rendirme”, añadió. “Honestamente ninguna parte de mi recorrido es distinta a la de ellos. Igual que los sueños, estos niños no pueden ser olvidados y merecen que luchemos por ellos”.

Cabello también acompañó a Kesha para cantar “Praying”, junto a Cyndi Lauper, Julia Michaels y Andra Day, para alzar la voz contra la violencia sexual a las mujeres.

La semana pasada, Cabello llegó a la cima de la lista Hot 100 de Billboard con su éxito “Havana”, con Young Thug, que ha estado en las listas de popularidad de Billboard durante 23 semanas.

“Havana” también figura en las listas de popularidad de Spotify y la radio en Latinoamérica.

BRUNO MARS SE IMPONE

Bruno Mars fue el máximo ganador de la edición 60 de los Grammy al acaparar los seis gramófonos a los que aspiraba.

Mars obtuvo los premios en las categorías de Mejor Canción, “That’s What I Like”; Mejor  Álbum y Grabación del Año, por “24K Magic”.

BRUNO MARS
Bruno Mars arrasó en el Grammy al obtener seis premios.

Luis Fonsi y Daddy Yankee, quienes llegaron con tres nominaciones por “Despacito”, no obtuvieron ningun premio, pero lograron que la audiencia del Madison Square Garden bailara al ritmo del pegajoso tema que los llevó a presentarse en el lugar.

Shakira ganó el premio al Mejor Album Pop Latino.