NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

Aunque en sus primeros 100 días de Gobierno se han dado a conocer una deportación y detenciones de jóvenes soñadores, el Presidente estadounidense Donald Trump reiteró que el blanco de su administración son los criminales, no los “dreamers”.

“No estamos sobre los dreamers, estamos sobre los criminales. Ésa es nuestra política”, dijo Trump a la agencia Associated Press.

El ex Presidente Barack Obama promulgó durante su administración el programa Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA).

DACA protege de las deportaciones a jóvenes que residen sin autorización legal y que fueron traídos a Estados Unidos de niños por sus familiares, siempre y cuando no hayan sido condenados por haber cometido delitos graves ni representen una amenaza a la seguridad pública.

Hasta ahora, Trump no ha hecho modificaciones ni eliminado este programa.

Pero recientemente se dio a conocer el caso del inmigrante indocumentado mexicano Juan Manuel Montes, de 23 años, quien fue deportado a México en tres horas recientemente, pese a estar inscrito en DACA.

Cuestionado sobre el caso, Trump afirmó que el caso de Montes es un poco diferente al de los “dreamers”, aunque no explicó por qué.

INSISTE EN EL MURO

El Presidente reafirmó que cumplirá su promesa de construir un muro en la frontera con México.

Trump se abstuvo de exigir que los fondos para el proyecto sean incluidos en un proyecto de gasto que el Congreso debe aprobar la próxima semana, para mantener el Gobierno funcionando.

“Quiero el muro fronterizo. Mis seguidores definitivamente quieren el muro fronterizo”, dijo Trump en una entrevista en la Oficina Oval.

Cuando se le preguntó si es que promulgaría una iniciativa que no incluyera fondos para el proyecto, indicó que aún no sabía.