LUIS LARA

LATINO IN / MÉXICO

Andrew Puzder, quien está nominado por Donald Trump para ser el Secretario del Trabajo, aceptó que contrató a una mujer indocumentada para trabajar como empleada doméstica en su casa en California.

De acuerdo a The Huffington Post, Puzder informó sobre el hecho a la administración y a los miembros del Senado involucrados en el proceso para decidir la confirmación del cargo.

Puzder es presidente de CKE, la matriz de los restaurantes de comida rápida Carl’s Jr. y Hardee’s.

“Mi esposa y yo contratamos a una trabajadora doméstica durante unos cuantos años, durante los cuales no tuve conocimiento de que no estaba autorizada a trabajar legalmente en Estados Unidos”, señaló en un comunicado a los medios.

“Cuando me enteré de su estatus, inmediatamente pusimos fin a su empleo y le ofrecimos ayuda para legalizarse. Hemos pagado por completo los impuestos al IRS (Servicio Interno de Rentas) y al Estado de California y presentado toda la información sobre su empleo”.

The Huffington Post indica que, de acuerdo a una fuente, la empleada doméstica no aceptó la ayuda de Puzder por temor a ser deportada.

La Casa Blanca precisó que Puzder no está considerando abandonar su nominación.

El hecho de que el nominado a Secretario del Trabajo haya tenido una empleada indocumentada trasciende en momentos en los que el Presidente de EU ha recibido fuertes críticas, movilizaciones de protesta y demandas contra su administración por sus órdenes ejecutivas que evitan la entrada de inmigrantes de siete países de mayoría musulmana y refugiados.

También, por su orden de construir el muro en la frontera con México.