NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

En unos cuantos minutos, y usando desinfectante para manos y toallitas de papel, pasajeros del Metro de Nueva York borraron mensajes racistas en el vagón que los transportaba.

La acción de los pasajeros, ocurrida el sábado por la noche, se volvió viral gracias a Gregory Locke, uno de los pasajeros que subió fotografías del hecho a su cuenta de Facebook.

“Los judíos pertenecen al horno”, era una de las frases racistas en el vagón del Metro de Nueva York.

Las frases “los judíos pertenecen al horno”, “destruyan el islam” y “Heil Hitler” y esvásticas aparecían escritas y dibujadas con plumón por todo el vagón.

De la sorpresa e indignación por ser transportados en un vagón cargado de odio, Locke y sus compañeros pasajeros pasaron a la acción y empezaron a borrar los mensajes racistas con desinfectante para manos y toallas de papel.

Los pasajeros borraron los mensajes con desinfectante para manos y toallitas de papel.

En pocos minutos, el vagón del tren que recorría Manhattan quedó limpio de racismo, ante la alegría y satisfacción de sus pasajeros.

Hasta este lunes por la noche, la publicación de Locke tenía en Facebook más de 725 mil likes y había sido compartida más de 465 mil veces.

El post de Gregory Locke en Facebook se volvió viral.

Hasta Chelsea Clinton compartió la publicación de Locke en su cuenta de Twitter pidiendo a la gente que no deje ganar al odio y comentando de manera divertida que ya había otra razón para traer desinfectante de manos.

La hija de Bill y Hilary Clinton tuiteó sobre el incidente en el Metro neoyorquino.