NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

 Con los ataques y órdenes ejecutivas contra los inmigrantes, Donald Trump está causando un daño psicológico irreparable a la comunidad.

Raúl Murillo, director de Hermandad Mexicana Nacional, señaló que lo que palpa entre las familias latinas ya no es miedo, sino psicosis.

El Presidente de Estados Unidos decretó este viernes que inmigrantes de países de mayoría musulmana y refugiados de todo el mundo no podrán ingresar en los próximos tres y cuatro meses mientras se revisan los programas migratorios.

La medida prohíbe indefinidamente la entrada de refugiados de la guerra de Siria.

Esta medida se agrega a la orden dada por Trump este miércoles para construir el muro en la frontera con México que busca limitar la entrada de migrantes del sur.

“Estamos realmente ante un peligro muy grave. Es preocupante el daño que está causando el Presidente Trump, quien no ve la magnitud del daño que genera a las personas y a los negocios. No necesitamos ver acciones físicas, ni a los oficiales de Migración arrestando a nuestra gente y separándolas de nuestros niños para saber que ya hay reacciones”, advirtió el líder activista pro inmigrante.

“¿Reacciones? ¡Hay un miedo en la comunidad! Hay una real sicosis en nuestras familias. La gente ya no quiere salir porque tienen miedo a lo que vaya a hacer el Presidente en contra de ellos. El daño es grave. Ya no es miedo, es psicosis lo que se está viviendo diariamente”.

Dijo que Trump también genera miedo anunciando la construcción del muro en la frontera entre México y Estados Unidos y por los conflictos diplomáticos que recientemente provocó con el Gobierno mexicano.

Subrayó que varios propietarios de negocios en el este de Los Ángeles se quejan de que les está bajando el índice de consumidores a raíz de que Trump fue declarado Presidente de Estados Unidos.

“Me dicen que está bajando la asistencia, no tanto porque la gente tenga miedo, sino porque la gente está ahorrando su dinero porque no saben qué va a pasar. De verdad estamos preocupados porque la gente necesita ayuda, apoyo psicológico.

“Y eso que estamos en California, donde el Gobernador Jerry Brown; el presidente del Senado, Kevin de León, y el nuevo procurador general de California, Xavier Becerra, prometieron defender los derechos de los inmigrantes, imagínate nuestros hermanos que se encuentran en aquellos estados racistas y anti inmigrantes desde las altas esferas de los gobiernos locales, ahí es donde hay muchísima preocupación”, añadió Murillo.