NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

680 inmigrantes fueron arrestados por agentes migratorios en las primeras redadas de la era Trump realizadas la semana pasada en diversas ciudades de Estados Unidos.

John Kelly, Secretario de Seguridad Interior de EU, detalló este lunes en un comunicado las cifras y objetivos de las detenciones realizadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE)

El anuncio se da días después de las denuncias y el repudio de activistas pro inmigrantes, por lo que consideran un aumento en los arrestos y deportaciones, tras la implementación de la orden ejecutiva de Trump de arrestar a indocumentados incluso con faltas leves a la ley.

“Cerca del 75 por ciento de ellos (los 680 arrestados) eran migrantes criminales, acusados de crímenes que incluyen homicidio, abuso sexual, ataques sexuales a menores, tráfico de drogas, asaltos”, asegura el comunicado de Kelly.

La semana pasada, uno de los arrestos y deportaciones más sonadas fue el de la mexicana Guadalupe García de Rayos, quien vivía en Phoenix, Arizona, desde hace 21 años y tiene dos hijos adolescentes nacidos en EU.

La inmigrante fue detenida cuando acudió a las oficinas locales del ICE a tramitar un nuevo permiso anual, tras de que en el 2008 fue arrestada por usar documentos falsos para trabajar en un parque de diversiones.

La mexicana fue deportada a Nogales, Sonora, en medio de la polémica, protestas de su familia y activistas, y la cobertura amplia de los medios de EU y mexicanos.

Este lunes, hubo un paro de escuelas y empresas, y una marcha de miles de personas en Milwaukee denominada “Un Día Sin Latinos, Inmigrantes y Refugiados”, en rechazo a la política migratoria de Trump y en repudio al sheriff David Clarke, quien pretende sumarse a un programa federal para arreciar las detenciones de inmigrantes.