Por: Nora Alicia Estrada

Los Ángeles.- La Virgen de Guadalupe, San Judas Tadeo y el Sagrado Corazón de Jesús son las principales figuras religiosas a las que más se encomiendan los inmigrantes ante el miedo de ser afectados por las redadas masivas que realizará ICE a partir de este domingo.

El presidente Donald Trump anunció que ICE realizará operativos similares en las principales ciudades del país. 

En esta ciudad, varios comerciantes y algunos clientes de tiendas que venden artículos religiosos coincidieron en señalar que la fe es el único recurso que le queda a los inmigrantes que no han regularizado su estatus migratorio.

“Debido a la política que vive el país las declaraciones de Donald Trump en contra los inmigrantes, pues la gente acude un poco más a comprar figuras religiosas para rezarles debido a la preocupación y el temor de una separación de familia, que es lo que está ocurriendo.

“Por esta situación hay mucho miedo en nuestra comunidad. De alguna manera todos tenemos a alguien afectado por el sistema migratorio, y sí, existe el temor a las redadas”, dijo Javier Díaz, distribuidor y propietario del negocio Mi Santuario, ubicado en dos locaciones en el centro de Los Ángeles.

 Añadió que en los últimos años ha aumentado la clientela solicitando también figuras del Santo Niño de Atocha.

Javier Díaz, propietario del negocio de artículos religiosos ‘Mi Santuario’.

“Y no puede faltarles la del Sagrado Corazón de Jesús”, agregó.

Durante un recorrido por varios negocios de este tipo, Latino In Magazine platicó con algunos clientes que coinciden en señalar de que el miedo los lleva a comprar la figura de su santo favorito para rezarle y pedirle que nadie en su familia sea detenido por ICE.

“Yo estoy aquí viendo qué figura de la Virgen de Guadalupe me llevo a la casa para pedirle mucho a ella y a Diosito para que el señor (Donald Trump) se aplaque un poco porque aquí tenemos a nuestros hijos que van a la escuela. Aquí ya estamos acostumbrados. No hacemos nada malo, solo trabajar, pero ahora tenemos miedo a las redadas”, comentó Ángela, originaria de Oaxaca. “Uno no sabe qué va a pasar, por lo pronto a pedirle a Dios”.

Mientras que la madre de familia opinaba, su hija de ocho años interrumpió para expresar: «Yo también tengo miedo»

Por su parte, Esmeralda, de la Ciudad de México, dijo que se encomienda a Dios para que mantenga a su familia reunida.

“Lo que está haciendo al presidente es duro. Yo le pido a la Virgen de Guadalupe que pase lo que pase, siempre mantenga a la familia reunida”, expresó.