Un sismo de magnitud 6.4 y con más de 30 segundos de duración se registró a las 10:33 de esta mañana del 4 de Julio en el Sur de California.

De acuerdo a los expertos, se trata del temblor más potente desde 1994, de 6.7, en Northridge, que provocó 72 muertos, unos 12 mil heridos y pérdidas materiales billonarias.

El temblor, con epicentro en Ridgecrest, al norte de Los Angeles, se sintió y causó pánico en diversas áreas de Los Ángeles.

Afortunadamente, no pasó a mayores, pero las autoridades recomiendan prepararse para una catástrofe, aunque no especificaron de que magnitud.

A consecuencia del temblor, se incendieraon algunas casas, una carretera sufrió daños, y varios escaparates de tiendas de consumo, algunos techos de restaurantes, lámparas y objetos colgantes se derrumbaron principalmente en el lugar del epicentro.

En el área angelina circularon en las redes sociales varios videos donde se mostraba cómo el agua de las albercas salía, lo que da una idea de la dimensión del movimiento telúrico.

Pero los bomberos siguen inspeccionando comunidades donde hay reportes de edificios con grietas, redes de líneas eléctricas y de agua dañadas.