NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

Las protestas contra Donald Trump por su política migratoria llegaron a la glamorosa ceremonia de Premios del Sindicato de Actores (SAG Awards por sus siglas en inglés).

Los ganadores hicieron eco de las manifestaciones celebradas en las calles, plazas y aeropuertos de todo el país.

Al inicio de la ceremonia que se llevó a cabo en el Auditorio Shrine de Los Ángeles, el anfitrión Ashton Kushner elogió a los miles de manifestantes que abarrotaron aeropuertos y calles de las ciudades más grandes del país para repudiar la política migratoria del Gobierno de Trump.

“Ustedes (los inmigrantes) son parte del tejido social de quienes somos y les damos la bienvenida y los amamos”, comentó Kushner.

La ganadora en la categoría de Mejor Actriz de Comedia, Julia Louis-Dreyfus, dijo que la medida del presidente es antiestadounidense.

La actriz, quien interpreta a la vicepresidenta de Estados Unidos en “Veep”, comenzó con un chiste sobre la participación del gobierno ruso en las pasadas elecciones presidenciales, pero a los pocos segundos su discurso tomó un giro serio al hablar de la situación política que se vive en el país.

Louis-Dreyfus hizo referencia a la historia de inmigración de su familia y describió la reciente prohibición de inmigración de Trump como una “mancha” en el país.

“Mi padre huyó de la persecución religiosa de Francia ocupada por nazis, y yo soy un patriota estadounidense y amo este país, y porque amo este país estoy horrorizada por sus imperfecciones, y esta prohibición de inmigrantes es un defecto y no es estadounidense”, expresó la ganadora de siete premios Emmy.

Al pasar a recoger el premio por su trayectoria artística, Lili Tomlin Likens no dejó pasar la oportunidad para mencionar que tiene que pensar muy bien sobre la temática que deberá tener su pancarta.

“Las recientes protestas contra Trump me inspiran a pensar en qué signo debo hacer para la próxima marcha: el calentamiento global, Standing Rock, las cuestiones LGBT, la inmigración… hay tantas cosas”, comentó.

Cuando aceptó el galardón en nombre del reparto de “Orange is the New Black” (Netflix), Taylor Schilling habló de la diversidad.

“Estamos aquí representando a un grupo diverso de personas”, dijo, “representando a generaciones de familias que han buscado una mejor vida aquí desde lugares como Nigeria, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Irlanda.

“Y sabemos que esto va a continuar y todos seguiremos contando historias que muestran que lo que nos une es más fuerte que las fuerzas que buscan dividirnos”.

El actor William H. Macy, quien ganó la estatuilla por su personificación de Frank Gallagher, un padre disfuncional, drogadicto y alcohólico, en la popular serie “Shameless”,  de Showtime, hizo reír a los asistentes con sus ocurrencias.

“Quiero nadar contra la corriente esta noche, y agradecerle al Presidente Trump hacer parecer a Frank tan normal”, dijo.

Mahershala Ali, ganador de Mejor Actor Secundario por “Moonlight” y quien se convirtió al islam hace 17 años, habló de una manera muy personal.

“Cuando nos vemos atrapados en las minucias y los detalles que nos hacen a todos diferentes, creo que hay dos maneras de ver eso”, dijo. “Hay una oportunidad de ver la textura de esa persona, las características que los hacen únicos.

“Mi madre es una ministra ordenada. Soy musulmán. Ella no dio problema cuando llamé para decirle que me convertí (al islam). Pero te digo ahora: ponemos las cosas a un lado y soy capaz de verla, ella es capaz de verme, nos amamos, el amor ha crecido, y esas cosas no son tan importantes”.