Otro terremoto más potente, de 7.1, volvió a sacudir al Sur de California causando más daños materiales y generando psicosis entre los habitantes a eso de las 8:19 de la noche del viernes 5 de julio.

De acuerdo a las autoridades, el segundo temblor en dos días se registró en la localidad de Ridgecrest. El primero que se sintió en la misma zona fue el 4 de Julio a las 10:30 de la mañana y declararon que fue de 6.4, del que se han desprendido mas de mil 500 réplicas.

Ridgecrest es una comunidad de 30 mil habitantes y se sitúa a 250 kilómetros al norte de Los Angeles, desde donde se reportaron algunos incidentes, sobre todo en supermercados, licorerías, restaurantes y algunas residencias.

Hasta el momento no se han reportado muertes ni heridos de gravedad.

“En este segundo terremoto de 7.1 el resultado hasta el momento son de daños significativos en estructuras, incluyendo en carreteras, acueductos, servicio de gas, por lo que se registraron algunos incendios”, informaron autoridades del Estado de Emergencia.

DECLARAN ESTADO DE EMERGENCIA

El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró Estado de Emergencia en el condado de San Bernardino tras los dos terremotos que se registraron en la localidad de Ridgecrest, pero que se sintió en el sur de California, Las Vegas y México.