NORA ESTRADA

LATINO IN / LOS ÁNGELES

Un iraní de 62 años fue admitido en Estados Unidos este jueves, casi una semana después de haber sido deportado bajo la prohibición que firmó Donald Trump como orden ejecutiva y que entró en efecto el 27 de enero.

El retorno exitoso de Ali Vayeghan fue posible técnicamente gracias a una orden de emergencia que emitió una Corte Federal que bloqueó la decisión de prohibirle la entrada bajo la política de la prohibición que pesa sobre siete países de mayoría musulmana.

El viajero, quien es portador de una “tarjeta verde” recién tramitada, se convirtió en el primero en ingresar al país después de un pleito legal contra la orden ejecutiva de la Casa Blanca, reportó Los Angeles Times.

El iraní, quien el viernes pasado arribó a Los Angeles y fue devuelto en un avión a la mañana siguiente tras pasar la noche detenido porque acababa de entrar en vigor la prohibición de Trump, fue recibido por sus familiares, el Alcalde Eric Garcetti y un grupo de periodistas, una vez que documentó su llegada a través del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles.

“Por favor, díganle a todos que no estoy enojado con nadie. Éste es el mejor país del mundo”, dijo Vayeghan a los reporteros en el lugar a través de un traductor.

En un video que publicó Los Ángeles Times, el iraní se echa a llorar y abraza a su hermano, emocionado.

Bajo el pretexto de proteger al país de posibles actos terroristas, la orden que firmó Trump prohíbe temporalmente la entrada de personas de siete países de mayoría musulmana, e Irán es uno de ellos.

Críticos señalan que en la lista no incluyó a Arabia Saudita ni a Egipto, países musulmanes de donde provenía la mayoría de los atacantes que perpetraron los atentados del 11 de septiembre de 2011 en Nueva York.

El destino final de Vayeghan es Indiana, en donde lo espera su hijo, un ciudadano estadounidense que le patrocinó la visa.